Volvieron los corsos barriales a Maciá

corsos_macia
El reflejo de la segunda noche de corsos barriales de la ciudad de Maciá, fue reflejada a nivel provincial por algunos medios digitales que se hicieron eco de la misma haciendo foco en el sentido social de esta organización y movimiento.

Rescatamos la crónica de uno de ellos, que cuenta en resumen lo sucedido el sábado 20 de febrero frente al Club Begrano de Maciá, donde las murgas populares y barriales animaron el festejo del “Rey Momo” con alegría, color y mucha entrega.

Hace varios años, en Maciá, los tres clubes de la localidad se turnaban para organizar los festejos de carnaval, un año cada uno: frente al Belgrano, en el Atlético y luego frente al Martín Fierro. Pero en el último tiempo, los corsos estuvieron ausentes.

Un grupo de jóvenes de alrededor de 20 años, que forman parte de la agrupación solidaria «11 de Octubre», se empeñaron en reeditar aquellos viejos corsos, impulsados por la experiencia de «La Lata», una murga surgida en el barrio «Oriental» para participar, el año pasado, de los «Carnavales de antaño», una jornada que organizó el Ciclo de Arte y el Comedor Panza Llena, Corazón Contento.

La murga tiene la particularidad de que todos sus elementos de percusión han sido fabricados a partir de objetos reciclados. Palitos, tarros de pintura, cucharas, pavas, tapas de ollas. Además de La Lata, desfiló la murga La Carcajada, del barrio San Roque, y otra formación impulsada a partir del equipo de fútbol femenino Las Leonas. Y no faltaron las tradicionales «mascaritas».

El escenario fue el mismo de siempre: la calle Gualeguaychú, que por una noche volvió a vestirse con unas humildes guirnaldas de colores y vio pasar, de nuevo, a la tradicional «Vaca del corso» y al «Enano», uno de los personajes más populares de los viejos carnavales.

La entrada era voluntaria y lo recaudado se destinó íntegramente a los comedores de los barrios San Roque y Oriental. El circuito estuvo repleto y quedaron flotando en el aire las ganas de reeditar la experiencia el año próximo.

Publicó El Once