Vía libre para que el ejecutivo pueda designar parientes en la función pública

Finalmente y haciendo uso de la mayoría con que cuenta en el recinto, el oficialismo derogó la polémica Ordenanza 525 del año 2018 que específicamente prohibía la contratación de personal que tenga vínculo de parentesco con Pte. Municipal, Secretarios y Concejales. Habrá aumento de tasas y se aprobó el Presupuesto 2020. 

 

 

Asuntos de profundo interés para la impronta de gobierno del oficialismo formaron parte de la discusión legislativa que se llevó a cabo en la noche de ayer en Concejo Deliberante de la ciudad de Maciá.

Entre ellos el Presupuesto 2020, Reforma al Código Tributario Municipal y Código, Municipal de Faltas, -Derogación del art. 80º de la Ordenanza Nº 378/2012 y -Derogación de Ordenanza Nº 525/2018, de fecha 02/05/2018.

Lógicamente con el cambio de gobierno se sabía de ante mano que iba a ser un diciembre movido en el ámbito legislativo, en ese contexto la tarea del Concejo deliberante no se detuvo.

Más allá de lo que representa cada asunto en sí mismo, llamó la atención el apuro con que el ejecutivo decidió bajar al recinto la idea de derogar la Ordenanza 525 que significaba para todos en general un enorme paso hacia la transparencia y la calidad institucional siendo Maciá uno de los pocos municipios que posee una norma vigente en tal sentido. Fuentes consultadas dijeron que el énfasis estaba puesto en este punto en particular presuponiendo que en carpeta hay planificadas designaciones que hasta su vigencia la Ordenanza impedía.

Concretamente, la Ordenanza 525 del año 2018 prohibía la contratación de personal que tenga vínculo de parentesco con Pte. Municipal, Secretarios y Concejales, quedando incluidos el cónyuge y la Unión Convivencial. Excluyendo de la misma según el art. 3 a: las personas designadas mediante procesos de selección por Concurso Público de antecedentes o que cuenten con estabilidad en el cargo.

Ingresarán a la función pública parientes cercanos al ejecutivo, secretarios y concejales? Si es así es una decisión a todas luces mínimamente polémica que podría lesionar severamente los conceptos de transparencia e idoneidad, un retorno liso y llano al nepotismo. Sumado a ello en este contexto de emergencia económica, pregonado por el propio Presidente argentino, muchos municipios entrerrianos han tomado caminos diametralmente opuestos: han decidido reducir los sueldos del intendente y secretarios y no designar más personal del necesario.

En el proyecto de presupuesto hay un incremento cercano al 30 % de incremento en cuanto ingresos y egresos respecto al remitido por la anterior gestión el 30 de setiembre de 2019, partiendo de la suma de $ 165.677.490 hasta llegar a $ 210.648.054. Fue aprobado.

El nuevo código tributario establece un incremento “al barrer” del 20 por ciento en todos los mínimos sin distinciones de ningún tipo. Vale la pena recordar que esta medida en particular era criticada hasta el escándalo cuando el gobierno estaba en manos del radicalismo. Hoy sin embargo será una de las cuestiones que golpearán el bolsillo de los maciaenses y no se ha escuchado ninguna voz quejándose. Fue aprobado.

La ordenanza 378/2012 rige los espectáculos públicos y es una norma de vital importancia para la convivencia y la seguridad de los vecinos. El oficialismo pretende a través de un endeble argumentación (confundiendo ejido municipal con planta urbana) modificar el Artículo 80 por el siguiente texto: PROHIBESE dentro de la PLANTA URBANA MUNICIPAL, la organización de ESPECTACULOS PUBLICOS EVENTUALES, organizados a beneficio de particulares, en locales no habilitados, sea cual fuese la argumentación de la solicitud para su ejecución.

Entendiéndose que a escasos metros, pero fuera de la plata urbana, cualquier local bailable queda exceptuado de cumplir con esta ordenanza, lo que produce problemas con los empresarios que están instalados en la Ciudad y que si deben adecuarse a ella para lograr la habilitación.

No queda claro realmente cuales son los motivos para la derogación de la misma, el apuro en eliminarla con un tratamiento exprés a una norma que contó con consenso total del anterior concejo ya que fue aprobada por unanimidad.

Se ensayaron muy pobres defensas sobre esta iniciativa pero no convencen ni a propios ni extraños. Argumentaciones carentes de contenido, casi improvisadas rozando el revanchismo político en temas tan delicados.

Esta ordenanza pasó a comisión. La pregunta es: puede pasar a Comisión siendo una Sesión Extraordinaria?

Se presupone que desde el gobierno encabezado por el ejecutivo y sus funcionarios deben abrir caminos en favor del bien común y no el beneficio de unos pocos. Esto hace que la política sea un accionar transformador y cumpla con su rol fundamental.

Ser más económico, eficaz y eficiente y también preocuparse por las  reales necesidades de la gente en tiempo y forma. Todo ello amerita un baño de ética para los funcionarios públicos. Será este el camino trazado?