Vergüenza: vecinos del B° IAPV 32 Viviendas, denuncian que no tienen agua ni para cocinar

falta_deagua

Esta semana, el hartazgo por esta indignante situación, colmó la paciencia. Por eso, la decisión fue confeccionar un petitorio para denunciar este grave problema. La nota que será entregada en mano a las autoridades de la Cooperativa, llevará la firma de la mayoría de los vecinos del Barrio IAPV 32 viviendas que se van afectados por la deficiente prestación del servicio y los enormes perjuicios que esto causa.

Tal como Día1Noticias publicó anteriormente, el servicio de agua potable de la ciudad, continúa estando en el ojo de la tormenta para muchos de vecinos de distintos barrios, que a pesar de las obras de mejoramiento realizadas, aún sufren cortes permanentes, falta de presión y un osado e inoportuno aumento en la tarifa que golpeó fuerte en el bolsillo y puso de los pelos de punta a casi todos.

Los habitantes del Barrio IAPV 32 viviendas se hartaron. El agua potable no llega a los domicilios y cuando lo hace, no tiene la suficiente presión para subir y abastecer los tanques. Este problema que es constante, se agrava aún más con la llegada de la temporada estival siendo este un servicio básico y elemental. En este sector de la ciudad al igual que en otros, hay bebés, chicos y ancianos que necesitan del flujo vital

El enojo es elocuente. En uno de los muros de una de las personas perjudicadas quedó muy claro “en el barrio del IAPV, en el Falucho seguimos igual, nada ha cambiado, no si algo cambio, la factura de agua y cloacas aumento, pero el pésimo servicio, sigue igual. Hoy sábado, día de mucho calor, en donde por todos los medios te aconsejan como actuar para no deshidratarte y no sufrir golpes de calor, nosotros seguimos sin agua, ya no puedo enojarme, putearlos, solo descargarme por este medio para que alguien lo lea y se haga eco”.

Otro agravante es la falta de respuesta de las autoridades de la Cooperativa que en algunos casos aconsejaron insólitamente que quienes se sientan perjudicados opten por cambiar el tanque por uno de mayor capacidad. Esta barbaridad habría sido pronunciada por el actual presidente a una persona que le hizo el reclamo en persona.

“Tengo 50 años y ya no me como los versos, no los tolero, me molesta que me mientan, me siento una estúpida pagando y pagando igual que los demás, sin subsidios, etc, etc y seguimos sin una gota,.- como carajo lavo los alimentos básicos, me sentí una pelotuda lavando los platos en un fuente dentro de la ducha, en el baño, que por más que esté limpio, no deja ser un lugar con bacterias.- porque nosotros ciudadanos, que abonamos mes a mes, tenemos que sufrir esto, es degradante y alguien se tiene que hacer cargo”

Textual. La paciencia tiene un límite. Y no hay respuestas. No hay soluciones. Nadie se hace cargo. Eso sí, días atrás se vió a los empleados controlar religiosamente los medidores para registrar el consumo de cada domicilio y volcarlo en la boleta, incluso muchas veces con incomprensibles cargos por consumo excesivo cuando la mayoría de los días el servicio está cortado. Lo que se dice según otro vecino muy caliente “una verdadera estafa”.

Mientras, un domingo si alguien quiere bañarse…tendrá que seguir esperando.