Uruguay: asesinaron a 2 mujeres y otros 3 femicidas se quitaron la vida

En un día, ola de muertes recorre Colonia, Florida, Canelones, Montevideo y Maldonado.

 

 

Una ola de homicidios y suicidios sacudió ayer a todo un país. En una de las jornadas más sangrientas de los últimos años, seis personas murieron de forma violenta.

Un policía mató a su pareja y luego se quitó la vida en Florida. Un peón de tambo también asesinó a su señora en Colonia y posteriormente se suicidó. En Maldonado, un motociclista recibió un disparo en el cuello y murió en el acto. En la cár- cel de Santiago Vázquez, ex Comcar, Williams Pintos, el asesino de la pequeña Brissa González, murió ahorcado.

En la mañana de ayer martes fueron encontrados dos cuerpos sin vida en el camping Otto Bitenbinder de 25 de Agosto, al lado del río Santa Lucía en el departamento de Florida.

Se trataba de una mujer, cuyo cuerpo fue localizado dentro de un auto, tapado con una lona, y de un hombre, que estaba fuera del vehículo, colgado en un árbol.

El fiscal del caso, Fernando Pérez, dijo al periodista Brian De León de FM Piedra Alta que el hombre era policía.

El propio fiscal confirmó en la tarde de ayer que el caso se investiga como un femicidio por estrangulación. Sobre la noche se manejó que el crimen se produjo mediante golpes de puño. Se espera que en las próximas horas se conozca el resultado de la pericia de los médicos forenses.

El hombre, de 38 años y la mujer, identificada como Katia, eran pareja; ambos residentes en Pinamar Norte, Canelones. La víctima había presentado dos denuncias contra el hombre, la última fue radicada el pasado lunes, según fuentes del caso.

Por ese motivo, los superiores del matador habían aplicado el protocolo de violencia doméstica y le habían quitado el arma de reglamento. Además, se lo había sacado de la comisaría en la que prestaba servicio y se lo había trasladado a una dependencia del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), por decisión del área que atiende estos casos dentro del Ministerio del Interior.

“La señora radicó la denuncia del lunes de tarde por actitudes del hijo conjuntamente con el esposo. Según surgió de averiguaciones, el padre manipulaba al hijo para que se pusiera en contra de la madre”, indicó ayer José Chavat, jefe de Policía de Florida.

Los investigadores de la Policía local confirmaron ayer que la principal línea de investigación señala que la mujer fue asesinada en otro lado y que el hombre habría ido hasta el lugar para suicidarse.

Estaban separados desde hacía unos meses y tenían dos hijos menores de edad.

Durante la tarde de ayer dos fiscales trabajaron en la casa de la pareja en Pinamar Norte junto a un equipo de Policía Científica para tratar de reconstruir las últimas horas de ellos. Uno de los hijos, de 17 años, colaboró con los investigadores de la Fiscalía.

 

 

 

Fuente | El País