Una multitud como marco para el fin de un ciclo

“Los llevo en el corazón”. Con esa frase cargada de emoción, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se despidió de los argentinos frente a una multitud que colmó la Plaza de Mayo.

Antes, había usado una frase como leimotiv para enumerar los puntos salientes de lo que expuso como el legado de los 12 años y medio de gobierno del kirchnerismo: “Podemos mirar a los ojos”, dijo, y mencionó a los trabajadores por las paritarias libres y por el 5,8% ciento de desempleo, a los científicos por “haberles reconocido sus derechos y sus saberes”, a los estudiantes y a los docentes por la inversión  de “más de 6% del PBI en la educación pública”, a los empresarios, a los comerciantes y a los  roductores que “ni existían en 2003”, a los jubilados por la cobertura previsional del 97% de la clase pasiva, a los humildes “por la Asignación Universal que les dio educación y salud a nuestros niños”, y a los “42 millones de argentinos” por “haber desendeudado a la patria como nadie lo había hecho jamás” y por “poder mirar al cielo y ver orbitar a los dos primeros satélites hechos en el país”.

En esa línea, desde el escenario montado en la Plaza de Mayo, donde brindó su último discurso como mandataria, afirmó que espera que «quienes nos sucedan por imperio de la voluntad popular, puedan dentro de cuatro años pararse frente una plaza como ésta y mirarlos a los ojos, como la hacemos nosotros».

La jefa de Estado, que pidió “respetar la voluntad popular” y “hacerse cargo” por “haber ejercitado” el derecho a elegir, bromeó con el fallo judicial que hizo caducar su mandato a las 24 de este miércoles: “A las 12 me convierten en calabza”, dijo, y agregó: “Nunca pensé en ver un presidente cautelar por 12 horas”.

Cristina agradeció el acompañamiento de los cientos de miles de argentinos que colmaron la plaza, a quienes les pidió que «cuando sientan que aquellos en los que confió y depositó sus votos lo traicionaron, tomen su bandera y sepan que son los dirigentes de sus destinos», al tiempo que afirmó que «lo más grande que le he dado al pueblo es el empoderamiento popular».

Fotos y crónica: Letra P