TEMOR Y DUDAS | El Municipio fumigó directo sobre las viviendas y hubo quejas

La especie de psicosis que genera el incontenible avance del dengue en nuestro país, no solo genera un permanente alerta de los vecinos sino que en muchos casos se han puesto en dudas métodos y procedimientos que se utilizan a la hora de combatir el vector que lo transmite, sobre todo aquellos que rodean a la fumigación.

0014137852

Los horarios, las formas y sobre todo los productos utilizados siempre generan dudas y preguntas. Tal es el caso de Maciá en donde un vecino hizo conocer sus quejas reflejando que a las 5:30 de la madrugada la estela del fumigador ingresó directamente por la ventana de sus dormitorios mientras descansaban.

La molestia es porque nadie fue avisado o alertado de los días y horarios de este procedimiento y nadie sabe o conoce a ciencia cierta la dosis y el producto que se utiliza. Para el común de la gente solo es “humo tóxico” el que entra por la ventana y les cae encima a la hora del amanecer.

La queja enviada a Día1Noticias dice textual:

“5:30 de la madrugada, pasa una camioneta municipal con un cañón fumigador tirando un chorro de «humo» me imagino con algún tipo de veneno, (esperemos que la Municipalidad informe que veneno utiliza y en qué proporción) contra los frentes de las casas del barrio. Es la primera vez que veo que se haga de esta manera, siempre he visto que se fumiga solo plazas, parques y paseos donde NO HAY VIVIENDAS, y cuando se fumiga una vivienda se lo hace sin gente dentro. Pero acá parece que al intendente no le interesa la gente, quiero creer que no actúa de mala fe sino que solo es ineptitud. Hace un tiempo atrás había que dormir con las ventanas cerradas porque el camión barredor sacaba la tierra de la calle para tirársela a los vecinos, ahora nos fumigan!!! Anoche quien tuvo la ventana que da a la calle abierta postigos mediante le llenaron la habitación de humo toxico, al menos podrían avisar que días lo van a hacer así cerramos las ventanas, aunque de poco serviría, lo «fumaríamos» igual porque desde el segundo piso se veía una nube que envolvía todo el centro de Maciá, a esa hora justo «cae el sereno» por lo que es inevitable que el humo quede como estancado durante un tiempo. En Brasil se está estudiando si los casos de microcefalia lo produce realmente el virus Zika o el pesticida que usaron para combatir el mosquito, ahora resulta que acá te fumigan alegremente….”

Más allá de la efectividad de este proceder, es muy obvio que nadie quiere ser fumigado directamente y menos a esa hora sin saber a ciencia cierta de qué se trata. La desinformación en ese sentido es total y la molestia causada es válida. Cuando se fumiga, se recomienda no hacerlo sobre las personas, también que éstas no estén presentes cuando se esparce el insecticida por precaución.

0014165964

Cabe recordar que para estos operativos una opción es el uso de Temefos o Abate, un plaguicida organofosforado, que es un producto recomendado por la OMS para los programas mundiales de saneamiento ambiental: «Abatización». Este procedimiento se realiza en forma centralizada y por personal capacitado e identificado. Se arroja sencillamente en las pilas de agua para eliminar las larvas de mosquitos.

Para matar a los mosquitos adultos se utilizan otros plaguicidas como los peritroides. Este tipo de fumigación requiere de personal entrenado y la utilización de equipo específico para tal fin. Los productos de la fumigación pueden contaminar los alimentos y utensilios de cocina y afectar a los animales, por lo que deben ser protegidos o alejados del lugar.

Los piretroides son moléculas con actividad insecticida que se aplican a cosechas, plantas de jardines, animales domésticos y también directamente a seres humanos. Son actualmente una de las principales armas elegidas por los productores agropecuarios y la más importante herramienta en el combate hogareño de los mosquitos. Sus cualidades en este último campo son su alto poder de volteo y su baja acción en el hombre.

Expertos afirman que la fumigación puede hacerse en ciclos, cada siete días, cuando existe compromiso epidemiológico. Estos tratamientos no tienen acción residual, lo que significa que al ventilar la habitación de una casa cesa el efecto y esta puede infectarse nuevamente.

Los vecinos solicitan estar informados de estos procedimientos, sobre todo horarios y días para tomar las precauciones del caso.

Publicó | Día1Noticias 2016