Teléfono inteligente modificado mide la presión arterial directamente desde el dedo

La presión arterial alta puede provocar enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, pero a menudo no se detecta ni se trata. Una nueva tecnología podría cambiar eso al poner un simple monitor de presión arterial en los bolsillos de todos.

 

 

Normalmente, la presión arterial se mide con un manguito inflable que presiona una arteria en el brazo, mientras que un dispositivo registra el efecto sobre el flujo sanguíneo. Ahora, los científicos han creado un accesorio para teléfonos inteligentes que mide la presión sanguínea directamente desde el dedo, eliminando la necesidad de cualquier equipo especializado.

El usuario coloca su dedo sobre un sensor de presión y se guía por un gráfico que se muestra en el teléfono para aumentar gradualmente la fuerza aplicada. Mientras tanto, otro sensor mide el volumen de sangre al iluminar el dedo y detecta cambios en la absorción de la luz. El software en el teléfono luego usa esta información para determinar la presión sanguínea.

Los investigadores probaron su prototipo en 30 personas y descubrieron que la mayoría aprendió cómo usarlo rápidamente, informan hoy en Science Translational Medicine. Aunque el dispositivo no era tan preciso como un monitor de brazo, los científicos dicen que su precisión podría mejorarse tomando múltiples medidas a lo largo del tiempo.

Los teléfonos inteligentes modernos ya contienen la mayor parte del hardware necesario para transformarlos en monitores portátiles de presión arterial, lo que sería particularmente útil en los países en desarrollo donde el acceso a los dispositivos basados ​​en brazalete es limitado, pero donde los teléfonos inteligentes se están convirtiendo en algo común.

 

Fuente | Revista Science