«Somos optimistas de que la inflación va a seguir bajando»

Guido Sandleris celebró el cambio de tendencia de la inflación y destacó el efecto de la estabilidad cambiaria para la desaceleración.

 

 

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, celebró este miércoles «el cambio de tendencia» de la inflación por la baja al 3,4% mensual de abril anunciada por el Indec y explicó que esta reducción obedece a que los factores que la aceleraron en el primer trimestre dejaron de operar en el último mes.

Se refería a la suba de tarifas, que el Gobierno adelantó para comienzos de año antes de volver a congelarlas hasta noviembre, y a la inestabilidad del tipo de cambio en particular en el mes de marzo.

La inflación de abril bajó a 3,4%

«Las fuerzas económicas que reducen la inflación ya están en marcha. Tenemos una política monetaria estricta y estamos recuperando los equilibrios macroeconómicos básicos: equilibrio fiscal, un tipo de cambio competitivo y precios relativos no distorsionados», dijo Sandleris en la apertura de su conferencia de prensa en el Salón Bosch de Reconquista 266.

«La inflación ha retomado un sendero descendente pero sigue siendo muy alta. Tengo claro que estos niveles de inflación causan un gran daño, especialmente a los más humildes. Es por ello que nos mantendremos firmes con nuestra política monetaria para derrotar a la inflación», agregó.

Es que si se mira la tendencia de largo plazo, se observa que hace trece meses que la inflación interanual se sigue acelerando. Por ejemplo, este abril se ubicó en 55,6%, 1,1 puntos porcentuales más que el mes pasado y nada menos que 30,1 puntos porcentuales arriba del 25,5% de abril del año pasado.

Según explicó el presidente del Banco Central, la inflación volvió a su tendencia a la baja, aunque no descartó que pueda haber altibajos de acá a fin de año, pero se mostró confiado en que su política de tasas reales positivas y crecimiento cero de la base monetaria sean efectivas para que se sostenga la tendencia decreciente.

«Somos optimistas de que la inflación va a seguir bajando», aseguró.

En su discurso destacó que los canales de transmisión de la política de agregados monetarios son dos: primero, el crédito -ya que la tasa de interés alta desincentiva la demanda de bienes y de inversión y así enfría la economía- y segundo, el tipo de cambio, que es el más efectivo para prevenir que los precios se aceleren.

Atribuyen la baja de inflación al control del dólar y al congelamiento de tarifas

Respecto de la fuerte suba de la tasa de Leliq, Sandleris remarcó que si bien la volatilidad de la tasa es la razón por la que muchos países han abandonado el esquema de agregados monetarios para combatir la inflación, sostuvo que en nuestro caso es positiva porque «ayudó a controlar la volatilidad cambiaria» cuyo efecto sobre los precios es mayor.

La estrategia de intervención, bajo siete llaves

En la rueda de preguntas posterior a su exposición, la mayoría de las inquietudes apuntó a la forma en la que el Banco Central actuará en caso de que decida intervenir en el mercado cambiario de acuerdo a la última decisión del Comité de Política Monetaria (Copom) con respaldo del FMI.

«No vamos a anunciar nuestra estrategia de intervención», respondió Sandleris ante las críticas por la menor transparencia a la hora de informar si vendió dólares en el mercado spot.

Por el momento, el Banco Central viene apostando fuerte a la intervención en el mercado de futuros de dólar; pero no se registraron ventas en el spot. Pero por temor a que los cambistas le tomen el tiempo y adivinen su estrategia, la autoridad monetaria decidió que no va a decir si vendió o compró hasta las 18 horas del tercer día hábil posterior a cada rueda. Hasta hace diez días se informaba al término de cada día.

Al respecto, el presidente del Banco Central aseguró que no se pierde transparencia si se informa 72 horas después y señaló que incluso informar con tres días de demora «Es muy inusual en el mundo» y recordó que en la Argentina hasta hacía muy poco que se informaban los motivos de variación de las Reservas Internacionales el mismo día.

Para despejar dudas por las pérdidas «por goteo» que se observan a diario en el nivel de Reservas, Sandleris señaló que «En la mayoría de los casos son variaciones por cancelaciones de deuda del Tesoro», al tiempo que negó que estuviera interviniendo mediante el Banco Nación.

Hoy, por ejemplo, las Reservas Internacionales cerraron en 67.297 millones de dólares, lo que significa una pérdida de 817 millones de dólares en lo que va de la semana y 4.366 millones de dólares en lo que va del mes.

 

Fuente | LPO