Sica dijo que el dólar a 29 es «muy bueno» y pidió mantenerlo en ese nivel

El flamante ministro de Producción dijo que favorece las exportaciones y se metió así en la política monetaria.

 

 

El flamante ministro de Producción, Dante Sica, ya se metió en terreno del Banco Central y de Nicolás Dujovne y señaló que el dólar a 28 ó 29 pesos está «muy bien» y hay que mantenerlo en ese nivel.

«El dólar de 28 o 29 deja cómodo a muchas actividades, para algunas es un tipo de cambio muy bueno y a otras les da un espaldarazo para la salida exportadora. La preocupación más fuerte a futuro va a ser mantener este tipo de cambio, luego de este esfuerzo», afirmó Sica en diálogo con Antes y Después por Radio de la Ciudad.

Por caso, continuó: «La idea no es bajar importaciones sino ampliar exportaciones, hay que vender más afuera. El empresariado tiene que mirar el mercado regional y conseguir dólares».

En ese sentido, aseguró que «ha habido un reacomodamiento del tipo de cambio, que creo que hay que mantener y trabajar para darle competitividad a todas las actividades. Debemos ser generadores de dólares y no caer en estas crisis del sector externo».

La de Sica es la primera voz oficial en sugerir que la escalada del dólar de los últimos dos días en los que el Central no intervino en el mercado, fue avalada por algún sector del Gobierno, si bien Mauricio Macri echó a Federico Sturzenegger del Central en medio de la corrida.

En su momento se anticipó que el FMI no esta dispuesto a entregar dólares para financiar el atraso cambiario y forzó al Gobierno a aceptar que va a tener que convivir con un tipo de cambio más alto, que ya le sumó por lo menos cinco puntos a la inflación de este año y proyecta una pérdida del poder adquisitivo de al menos un diez por ciento en promedio.

Esta imposición del Fondo, finalmente quedó plasmada en el entendimiento que trascendió la semana pasada. «Como parte de nuestro marco de metas de inflación estamos completamente comprometidos con un tipo de cambio flexible y determinado por el mercado. Nos proponemos limitar las ventas de reservas internacionales a períodos en que haya una clara disfunción del mercado. Incluso en esos casos, planeamos absorber las presiones externas a través de un tipo de cambio flexible y ventas de divisas muy limitadas para acomodar las presiones del mercado cambiario», sostiene el texto acordado con el FMI, que negociaron Nicolás Dujovne y Federico Sturzenegger.

Lo notable es que el flamante ministro de Producción no tuvo empacho en meterse a opinar sobre el tema más sensible de la coyuntura, dejando en evidencia además que la supuesta autonomía del Banco Central ya es cosa del pasado.