Según el INDEC, la pobreza bajó al 28,6% en el primer semestre

El Gobierno confía en que una mejora en el índice dada a conocer en el marco de la campaña legislativa, signifique un espaldarazo para el oficialismo de cara a los comicios.

 

 

La población en situación de pobreza descendió al 28,6% en el primer semestre del año, 3,6 puntos debajo de igual período del 2016 cuando había alcanzado el 32,2%, lo que representa unos 439 mil pobres menos, informó el INDEC.

El organismo indicó que la cantidad de pobres se redujo en 439.080 personas en los aglomerados relevados. Del total de personas en situación de pobreza, 6,2% son indigentes, 0,1 puntos porcentuales por encima de la misma medición del año anterior.

Durante el primer semestre se encontraban por debajo de la línea de pobreza 1.807.590 hogares, que abarcaban 7.838.005 personas.

En diciembre de 2016, el INDEC había proyectado 8.277.085 pobres, 439.080 más que en la última medición. De ese total, 1.704.883, que integran 400.146 hogares, están en situación de indigencia, según las cifras del organismo oficial.

El relevamiento corresponde a 31 aglomerados urbanos que analiza el INDEC pero si se proyectan a la población total más de 11,3 millones de personas permanecen en la pobreza, y de ese total más de 700 mil personas se encuentran en la indigencia.

El registro de pobreza también bajó respecto de diciembre pasado 1,7 puntos porcentuales respecto de la medición del 30,3% registrada en diciembre del 2016.

También mejoró en comparación con el segundo semestre del año pasado el registro de las personas en situación de indigencia, de 5,6% al 5,2%, mejorando 0,4 puntos porcentuales.

Las cifras dadas a conocer por el INDEC se ubican por debajo de las del Observatorio de la Deuda Social Argentina, que depende de la Universidad Católica Argentina (UCA).

El último relevamiento de esa entidad señaló que la pobreza en marzo pasado se ubicaba en el 32,9% y afectaba a 13 millones de personas, mientras que la indigencia era del del 6,9% afectando a 2,7 millones de argentinos.

El INDEC señaló que la medición de la pobreza se realiza con la metodología de cálculo que se ha estado utilizando desde 1992, es decir, con una valorización de la Canasta Básica Alimentaria, para medir la indigencia y de la Canasta Básica Total, para medir la pobreza.

El organismo recordó que desde el año pasado, la medición introdujo la actualización de la línea de indigencia y de pobreza en base a la composición de la Canasta Básica Total resultante de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares.