PERIODISMO Y CONFRONTACIÓN | Los violentos ataques a Día1Noticias

Invitar a la gente a pensar a través de diferentes miradas y percepciones utilizando la innegable realidad como principal fuente de razonamiento y prueba, pone incómodo a quien se erige como dueño absoluto de la razón cercenando el democrático derecho de pensar distinto.

imagen_noticia_7238

Día1Noticias, fue blanco de un violento ataque radial y en redes sociales sustentado en una queja de un vecino con respecto a las formas de fumigación en contra del mosquito del dengue. El aparato municipal salió con los tapones de punta, esgrimiendo cargos y potestades de profesionales en contra de quien escribe, intentando imponer en la opinión pública que al gobierno nunca se lo debe cuestionar porque desde allí todo se hace bien. Una barrabasada y atentado a la libertad de prensa y opinión sustentada constitucionalmente en nuestro país.

Y solo por un simple cuestionamiento, nada más y nada menos. Nos apoyamos en manifestaciones muy recientes y presentes de quién hoy integra el gobierno nacional:

“Por decisión del Presidente Macri, se termina la guerra del Estado contra el periodismo, para el Estado, no hay medios enemigos ni medios amigos”, afirmó el jefe de Gabinete, Marcos Peña. “El periodismo debe ser siempre independiente y crítico del poder. Esa es su tarea y ese es el sentido que tiene dentro de la democracia”, agregó aunque está muy claro que estos preceptos no corren para todos los gobiernos municipales de “Cambiemos” en Argentina. O no se tomó nota de este párrafo o bien poco importa.

VIOLENCIA VERBORRÁGICA. La desesperada arremetida contestataria y agraviante, confirma la ascendencia autoritaria de este gobierno, propia de quien se siente dominante y controlador y sin ninguna oposición para imponer sus criterios y modos, más allá de cualquier costo. El modo crítico de este medio, hizo que nos tildaran de opositores y otros calificativos de grueso tenor en una clara “instrucción” bajada a todos quienes hacen uso de los espacios pagos en otros medios.

Justamente de eso se trata: Día1 no tiene pauta oficial alguna, ni del gobierno provincial, ni nacional y mucho menos del local y, suena extraño que nadie de la parte privada se decida a pautar como si en el ambiente flotara una sugerencia de no anunciar en este medio digital. Cosa muy extraña, pero muy real.

DISTRIBUCIÓN DISCRECIONAL. Los medios vivimos de las pautas, si nadie pauta desaparecemos, lisa y llanamente. A lo largo de estos cortos meses de vida ha habido una sucesión de escraches en redes, difamaciones del estilo que desde esta producción se presionaba a políticos por dinero, con la clara intención de quebrarnos y borrarnos del espectro público, todo por el hecho de que nuestra audiencia crecía exponencialmente haciéndose eco de nuestras publicaciones. Incluso hubo o hay, sueldos y funcionarios que se dedican solo a “vigilar” lo que se sube al sitio o a las redes y se controla cada me gusta con nombre y apellido. Una paranoia apta para la mejor película de suspenso.

Cada medio, tiene su línea. La libertad existente así lo permite. Y nadie puede tirar la primera piedra en esto. La pauta oficial no llega a todos, y aunque esto se lo quiera toldar de incuestionable, nunca quedaron en claro los criterios “objetivos” de distribución que se usaron y se usan en la actualidad. Y mucho menos los montos.

«FIESTA NACIONAL». Día1 no difunde Expo Maciá. Y ante las razones y el por qué, creemos que son muy simples: por qué a otros medios se les paga para hacerlo y por qué nosotros deberíamos hacerlo por compromiso popular? De ninguna manera, es totalmente inaceptable.

De más está decir, dado que se observa a simple vista y sin profundizar, la campaña publicitaria de este 2016 es nula e inexistente, poco y nada de artículos y presencias en los medios más importantes como demanda una fiesta de este tenor. Solo unos pocos accedieron a las “pautas” de este evento nacional. Nosotros somos víctimas directas de esta discrecionalidad que nadie cuestiona.

Seguramente el camino tarde o temprano se bifurcará y Día1 desaparecerá. No es difícil imaginar ese destino habida cuenta de las tremendas operaciones que siguen apareciendo en nuestra contra. Teniendo el poder es sencillo y fácil, se baja el dedo y listo. En esa posición a los más chicos es fácil pisarnos y dejarnos afuera pero que quede claro: no queremos pauta oficial, queremos que nos dejen existir en libertad y hacer nuestro trabajo como decía Marcos Peña “siempre independiente y crítico del poder”.

Sebas Bodeman | Redactor Día1Noticias