OPINIÓN: La inseguridad ya no preocupa ni moviliza. Fue solo una sensación? Volvió la calma

comisaria_macia

La inseguridad en Maciá, parece haber sido solo eso, una sensación. Desde que uno de los menores sindicados y señalados como uno de los principales responsables de robos, violaciones de domicilios, raterismo e incluso involucrado junto a otros “secuaces” en cuatrerismo y faena de animales no está en la ciudad, Maciá parece dormir tranquila. Aunque esa “calma aparente”, como ha ocurrido en otras oportunidades pueda ser engañosa.

Un estado como este, hace que la gente vuelva a confiarse. La mayoría se olvida rápidamente de las medidas de precaución harto recomendadas. Vuelven a verse los autos abiertos, las bicis a la mano, artículos y bienes “dejados como sin querer”, al igual que otros descuidos que en la época caliente de robos no sucedían. No queda claro si es sobrar la situación o si da lo mismo vivir de una u otra manera. El comportamiento social siempre fue difícil de interpretar: cuando a uno le sucede explota, pero cuando hay que apoyar reclamos y protestas pidiendo soluciones, pocos están.

Dicho esto la vida sigue igual que antes. Ya nadie se preocupa por la hora de salir a caminar y el lugar. Una parte de la ciclovía fue iluminada pero eso, pasa como un detalle más. De hecho hoy, nadie se acuerda de que hubo un chica violada…y cuándo fue??? Preguntará alguno por ahí; que hubo robos a punta de cuchillo, intentos de ingresos a viviendas frustrados y otros que tuvieron éxitos, casas desvalijadas pero este resumen parece vetusto, viejo…del pasado…evidentemente aquello ya fue.

De la inseguridad ya nadie se acuerda. Eso es concreto. Ahora solo resta dejar las horas correr, que los días pasen y aprovechar al máximo esta tranquilidad que ojalá se haya instalado para quedarse. Al estar a un paso de comenzar una nueva campaña electoral, veremos quién se atribuye este status y con qué argumentos.