Neuquén: Un tribunal revisor dejó en libertad a los padres acusados de violar a su hija de 5 años

Los papás siempre negaron el abuso, el tribunal revisor revocó la prisión preventiva impuesta por la fiscalía y liberó a los acusados.

 

La justicia de Neuquén en el centro de los repudios

 

El tribunal revisor integrado por Carina Álvarez, Gustavo Ravizolli y Lucas Yancarelli revocaron la prisión preventiva y liberaron a los padres de la nena de 5 años violada en Rincón de los Sauces. El padre está acusado del abuso y la madre como cómplice.

La audiencia de revisión concluyó minutos desde de las 16 y se supo que los padres acusados ya quedaron en libertad y con una prohibición de acercamiento a los hijos que fueron puestos a resguardo a pedido de la Defensoría del Niño y el Adolescente.

El pasado 20 de junio, ambos quedaron detenidos y con cuatro meses de prisión preventiva cuando el fiscal de delitos sexuales Andrés Azar le reformuló cargos al padre al que acusó de abuso sexual con acceso carnal triplemente agravado por el vínculo, por el aprovechamiento de la convivencia y por haber causado un grave daño en la salud de la niña, en calidad de autor.

En tanto a la madre, la acusó por el mismo delito en carácter de participe necesaria para cometer el abuso.

Para los jueces, no hay elementos respecto de la primera acusación que se le hizo al padre en febrero que justifique la preventiva. Esto a pesar de que hay llamadas telefónicas de los padres a sus hijos, con ayuda de intermediarios, en la que le decían a los chicos qué decir para que no los vincularan con el terrible abuso que sufrió la nena de 5 años.

Un caso que estremece

El caso estremeció al salir a la luz en los primeros días de septiembre de 2018. La pequeña fue trasladada por sus padres desde Rincón de los Sauces a una clínica de Cipolletti donde dijeron que había sufrido una infección, pero los médicos descubrieron el abuso e informaron de inmediato a la fiscalía cipoleña que dio aviso a sus pares de Neuquén.

La niña fue trasladada a la capital neuquina donde estuvo en grave estado porque el abuso le provocó un cuadro de peritonitis. La madre y el padre negaron en todo momento el abuso, pero los forenses lo ratificaron y hasta confiaron que nunca habían visto un cuadro similar.

Incluso, en el arranque de la investigación la fiscal Sandra González Taboada, ordenó allanar la vivienda de los padres donde encontraron el fondo un colchón quemado parcialmente donde además había rastros de sangre.

La investigación se manejó con mucho hermetismo y a paso firme se fue descubriendo la trama de lo que le había ocurrido a la niña por lo que la Defensoría de los Derechos del Niño en conjunto con la fiscalía solicitaron que le quitaran la custodia de los demás hijos e impidieron el acercamiento de los padres a la pequeña.

Para la fiscalía, su hipótesis más firme, es que el papá violó a la hija de cinco años, entre el 30 de agosto y el 10 de septiembre, con la colaboración de su esposa, en la misma vivienda donde vivía toda la familia.

En febrero, el fiscal Vicente Aiello acusó al padre de abuso sexual con acceso carnal triplemente agravado por el vínculo, por el aprovechamiento de la convivencia y por haber causado un grave daño en la salud de la niña. El hombre quedó en libertad y la investigación tenía un plazo de cuatro meses.

Antes de que cayera la causa, el jueves, finalmente el fiscal que se hizo cargo del caso, Andrés Azar, le reformuló los cargos al padre y acusó a la mujer que quedaron tras las rejas con preventiva. Pero hoy los liberaron.

Fuente | LMNeuquén