Mar del Plata: Crean un material biodegradable que podría reemplazar al plástico

CIENCIA | Marplatenses crearon este producto a partir de materiales orgánicos como derivados de la caña de azúcar y del maíz. Es un polímero, degradable e hidrosoluble, que intenta sustituir al PVC, como material de empaque de alimentos, bolsas camiseta y jabón líquido para ropa.

 

 

Raúl Errobidart, fundador de Good Film, explicó a medios locales que todo comenzó en 2017 con la idea de combatir la contaminación: “Comenzamos con los trabajos y los prototipos y la idea es aportar todo lo necesario para achicar el tema de la contaminación plástico”. Próximamente también van a comenzar a trabajar con la papa.

Por su parte, Damián Sánchez, representante comercial de la firma indicó que “las bolsas plásticas tardan en descomponerse 150 años y en el país se utilizan más de un millón de bolsas de plástico por minuto. A nivel mundial de calculan unas 140 millones” en el mismo período.

“Mecánicamente cumple las mismas prestaciones que el polietileno común, al tacto es distinto. El polietileno es más plástico y el material éste es más parecido a los guantes de latex que usan los médicos, es similar”, detallaron.

Lo destacable es que una vez que el material es utilizado, tras ser descartado, se degrada en menos de un minuto con la lluvia o el agua del mar, y a lo largo de un par de horas se disuelve completamente en el agua , convirtiéndose incluso en un alimento para los peces, ya que es un material orgánico.

Además, Errobidart agregó que si el material queda en un lugar con arena, con tierra o sin humedad, después de 90 días aproximadamente se convierte en compost.

 

 

Actualmente la empresa marplatense se ecuentra a la espera de que se aprueben las diferentes propuestas que presentaron hasta el momento en el mercado. “Ahora estamos haciendo en el Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) la certificación para que se autorice como material de empaque de alimentos; en la organización provincial de plástico para poder utilizarlo como bolsas camisetas. También vamos a producir unas cápsulas de jabón líquido para ropa, y cada aplicación tiene sus permisos y su certificación”, aseguró.

Si bien este producto es más caro que el PVC, Raúl Errobidart explica que “es más costoso que el polietileno pero no hay inconveniente en incorporarlo al mercado. El empaque de productos en las industrias cuesta 3 centavos por caja, y que pase a costar 6 centavos por caja no impacta en un producto de 20 o 30 dólares. Es más el beneficio que tiene la empresa que el impacto económico“.

Fuente | El Federal