«Los radicales no van a votar a Macri» aseguró Moreau

radicalismo_popular

El dirigente Leopoldo Moreau encabezó el lanzamiento de la corriente denominada “Radicalismo popular” en la capital provincial, enrolada dentro del kirchnerismo, y compartió un acto en el teatro 3 de Febrero con la intendenta de Paraná, Blanca Osuna, y el candidato a gobernador del Frente Para la Victoria (FPV), Gustavo Bordet. En ese marco, afirmó que “los radicales no van a votar a Macri”, aseguró que “no lo votaron en las Paso masivamente” y pronosticó incluso que “muchos que votaron a Sanz que tampoco lo van a votar”.

Ante la avanzada del candidato de Cambiemos, Sergio Varisco, sobre sectores del peronismo, el oficialismo entrerriano y, en particular, de Paraná, reaccionó trayendo a la capital provincial al referente del “Radicalismo Popular”, Leopoldo Moreau, para realizar el lanzamiento de esa corriente política en la ciudad, presentando como cara visible a la concejal Roxana Villagra.

En el escenario del teatro municipal 3 de Febrero se estuvieron -además de Moreau, Osuna, Bordet y Villagra- el subsecretario de la Presidencia, Gustavo López; el diputado provincial por Buenos Aires, Eduardo Santín, (que se abrió del bloque radical); el ministro de Gobierno Adán Bahl, compañero de fórmula de Bordet; el candidato a viceintendente de Paraná, Martín Uranga; el vicegobernador y candidato a senador por Paraná, José Cáceres y el ex presidente del concejo deliberante de Paraná, Carlos Duhalde.

La mayoría de las intervenciones hicieron eje en explicar el por qué de la confluencia entre el sector disidente de la UCR y el kirchnerismo. Moreau, a cargo del cierre argumentó: “estamos aquí porque es muy fácil emparentar lo que fue la primera etapa de la democracia que encabezó (Raúl) Alfonsín en un contexto histórico diferente con el proceso que inició Néstor (Kirchner) en 2003 y continúa Cristina (Fernández)”.

En ese marco, el dirigente comparó las leyes de Divorcio y Patria potestad compartida del gobierno de Alfosín con las de Matrimonio igualitario y de Identidad de género durante el kirchnerismo; definió como un calco la política exterior de ambos presidentes aludiendo al impulso del radical al Mercosur y de Kirchner a la Unasur y la Celac y también estableció similitudes entre las políticas de derechos humanos de ambas gestiones. Trascartón se pregunto: “¿entonces por qué no vamos a estar juntos?”.

Para Moreau, la Argentina dejó “el bipartidismo atrás y hoy se puede hablar de bifrentismo y en ese marco los que nos reivindicamos como radicales populares no podemos estar en otro lugar que no sea este. Lo que pasa es que algunos correligionarios se han confundido y han creído que ser radical era ser antiperonista o antikirchnerista”.

En ese contexto, el referente de “Radicalismo popular” pidió “que nadie se confunda” y aseguró que “los radicales no van a votar a Macri; no lo votaron en las Paso masivamente porque hace ya mucho tiempo que muchos radicales y sobre todo alfonsinistas emigraron por su propia decisión hacia el campo popular. Hay muchos radicales incluso que votaron a Sanz que tampoco lo van a votar a Macri, porque está en juego la gobernabilidad, la inclusión social, la autonomía de la patria, la integración regional y hay que tener mucho coraje para ir al cuarto oscuro y darle la espalda a la identidad popular, nacional, democrática del radicalismo y al pensamiento de Alfonsín”.

Al iniciar el acto, en una breve intervención, Villagra dijo que encontraron en el FPV “un espacio para el radicalismo de lucha. Acá no nos juntamos los operadores sino los militantes”.

La intendenta de Paraná, Blanca Osuna manifestó que la práctica política del peronismo “siempre ha sido buscado avanzar con otros y honramos esta decisión de los radicales que tienen en claro qué se juegan en esta elección”, a lo que agregó: “nos encontramos por las causas populares y eso no significa desplazarse de la historia partidaria sino reivindicar lo que queremos para nuestro pueblo”.

“Néstor Kirchner -dijo Bordet- convocó en este tercer movimiento social (mencionando al kirchnerismo como continuidad del yrigoyenismo y el primer peronismo) a todos los partidos políticos que tenemos una misma visión de criterios que tiene que ver con históricas banderas nacionales, populares y de inclusión y movilización de los sectores sociales más postergados”.

Y justificó: “por eso estamos aquí hoy, porque tenemos perfectamente en claro nuestras convicciones y hacemos un frente político con estas banderas; no pertenecemos a ningún amontonamiento que se reúne para ganar elecciones. Venimos con una historia común, no tenemos absolutamente nada que ver con modelos conservadores, de entrega, que solamente quieren devolver los privilegios a las clases poderosas en la Argentina”.

Por su parte, el subsecretario de la Presidencia, Gustavo López, sostuvo que quienes fundaron esta nueva corriente decidieron “rescatar la historia de la cultura radical que lleva 124 años en nuestro país para construir el radicalismo popular a través de un nuevo movimiento político que es el Movimiento Nacional Alfonsinista – Forja, que rescata las mejores tradiciones de Yrigoyen, Alfonsín, Illia, Jauretche, para decir que hay otra tradición tan importante y fuerte como la radical que es la peronista, la de Perón, de Evita, Néstor y Cristina, que se contrapone con los intereses de las corporaciones, los intereses de los conservadores. Y en esta política de frente acompañamos un proceso histórico que le devolvió la dignidad al pueblo argentino”.

Fuente: AIM