Lopetegui posterga el aumento del gas para enero

Mientras la llegada del desembolso de 5.400 millones de dólares del FMI pende de un hilo por el aumento del gasto público decretado tras la derrota en las PASO, el Gobierno anunció una nueva medida electoralista que dificulta aún más el cumplimiento de las metas fiscales.

 

 

El secretario de Energía Gustavo Lopetegui confirmó que postergarán la actualización tarifaria del gas correspondiente al mes de octubre para enero del 2020. «El aumento de octubre no lo vamos a hacer y en diciembre tendrá lugar la audiencia pública para aplicarlo recién en enero», reconoció en declaraciones al diario «Río Negro».

La decisión tendrá un fuerte impacto en las arcas públicas dado el cimbronazo cambiario que obliga a conceder un fuerte aumento tarifario a las empresas, por su relevancia en la conformación de la tarifa.

El Gobierno gira $4.500 millones a empresas para aplanar las tarifas de gas

A modo de ejemplo, con un dólar planchado en $41 para ese entonces, el Gobierno debió girarle $4.500 millones a las gasíferas y distribuidoras para poder patear el primer aumento del año.

De ese monto, $2.000 millones correspondieron a la decisión de aplicar la suba en cuotas, en contra de lo que sostiene la resolución del Enargas y los $2.500 millones restantes correspondieron al descuento de 22% que se aplicó en los meses de invierno.

El sector energético se resigna a una desdolarización de tarifas después de octubre

Ahora, desde el ministerio de Hacienda prefirieron no hacer comentarios a este medio, pero se calcula que la magnitud de los subsidios por lo menos duplicaría las cifras de la primera mitad del año.

De este modo, las medidas para amortiguar los efectos de la devaluación tomadas después de las PASO superarían los $70.000 millones de costo.

En tanto, le dejarán un panorama muy complicado al próximo gobierno, que debería conceder un aumento del gas superior al 100% para no tener que seguir desembolsando subsidios.