Las lluvias continuarían en abril, pero no serán suficientes para la siembra de trigo

Pese a la llegada de las tan esperadas lluvias, tarde para la soja y el maíz, éstas fueron insuficientes y no logran cubrir las necesidades del suelo para llegar a la siembra de trigo. Productores y técnicos coinciden que la sequía continúa y que no se podrá revertir la ausencia de agua en las napas.

 

 

Las precipitaciones caídas entre sábado y domingo no superaron en la mayoría de los casos los 60 milímetros (mm) en promedio, es el caso de Rafaela con 10 mm, Oliver 18 mm o General Rocca con 55 mm, todas pertenecientes a la provincia de Córdoba, y también en San Agustín, Santa Fe, tuvo por ahora apenas 10 mm.

El pronóstico igualmente indica que las lluvias continuaran por los siguientes siete días, lo malo es que rondaran entre los 10 mm a 55 mm, a ese ritmo será difícil recuperar la humedad de los suelos necesario para iniciar la siembra del cereal.

Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Gabriel De Raedemaeker remarcó que “aquellos que dicen que la sequía terminó les digo que no es así. Hoy estamos a 300 mm por debajo de la media”, además “si esta se recupera estamos hablando de inundaciones”, con lo cual “es necesario que llueva al menos continuamente todos los días”.

Para el director del Instituto de Investigación Clima y Agua, Carlos Di Bella “abril tendrá lluvias por arriba de lo normal en la zona central del país, y en un mes en que llueve poco”.

En referencia en si esta caída de agua ayudará o no al trigo, el experto resaltó que “frente a las deficiencias de agua de los últimos meses y con lo que se espera para este mes, difícilmente por mas que llueva lo histórico y un poco más, las situación va a estar complicada para el invierno”.

Esto quiere decir que las napas no sólo están muy “secas” sino que con lo poco que llueve “normalmente” en abril y mayo, no alcanzará para saturar las reservas de forma que indique el inicio de la campaña de trigo en su pico máximo hablando del agua. En pocas palabras el cereal dependerá de las precipitaciones que se den en el momento.

Por lo pronto, los valores que muestra la plaza local es un aliciente para el productor. Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), el precio en el mercado de futuros de trigo, en el último mes, en MATba con entrega diciembre promedió los u$s187 la tonelada, superando al de campañas pasadas. Hay que tener en cuenta que marzo fue el más seco en los últimos 50 años. Las lluvias apenas dejaron 17 mm de promedio en la región núcleo, de los 132 que marca la media histórica de los últimos 50 años.

El trigo en el último ciclo fue la herramienta que le permitió al productor hacer caja para hacer frente a los gastos y dejar así para el último el maíz y la soja, en ese orden.

Con lo cual se entiende su importancia en los números del hombre de campo. El panorama actual es complicado. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires salió el jueves pasado a informar que la campaña de soja será ahora de 38 millones de toneladas, mostrando una baja del 3,8% sobre los 39.5 millones de su informe pasado.

La buena si se quiere son los valores que empezaron a recuperarse en el mercado. El viernes la soja volvió a cotizarse en los $6.300, un valor que se vio en los primeros días de marzo, siendo por ahora el máximo del año. Pero hubo pocas ventas.