Insólito: un supermercado coloca alarmas a los salamines para que no se los roben

Ocurre desde hace cinco meses en la sucursal de La Anónima de la calle Moritán, en Neuquén capital.

 

 

Ya no se “salvan” ni los salamines de la inseguridad. En la sucursal de La Anónima de la calle Moritán en Neuquén capital, ese producto ya tiene alarma por los reiterados robos.

Eduardo del Prete, gerente regional del supermercado, explicó que la medida fue tomada luego “de la merma que detectaron en esos productos, que se debe en parte a la gran cantidad de robos”.

Según detalló, en las sucursales se alarman los productos donde detectan mayor cantidad de robos y que estos varían en cada una. “En la (calle) Moritán se dio con los salamines desde hace unos cinco meses”, indicó.

En este sentido, manifestó que en otras sucursales le han colocado las alarmas a los quesos o a las bandejas de carnes, aunque en el caso de los salamines son productos “más fáciles” de ocultar.

Aunque el dispositivo es poco visible, encargados del supermercado contaron que en una oportunidad encontraron a una mujer con 20 salamines en una cartera.

Si bien no se puede precisar el porcentaje de robos, los niveles se mantiene parejos en estas situaciones, y que generalmente los ladrones suelen ser los mecheros, que se roban lo que pueden. Por último, Del Prete expresó que los robos no tienen una coincidencia con el precio del producto. “Se roban lo que pueden”, contó.