Fumigaron una escuela y se intoxicaron 18 chicos

Al menos 18 alumnos de la Escuela N° 3 Centenario en Corrientes debieron ser internados después de que se intoxicaran con los restos de una fumigación hecha en el lugar entre el miércoles y ayer.

 

 

Poco después de las 11:30, los estudiantes comenzaron a sentir náuseas, dolor de cabeza y mareo y algunos hasta sufrieron descompensaciones. La mayoría de los afectados fueron estudiantes de entre 10 y 12 años. Una vez notificadas del incidente, las autoridades de la institución situada en la calle Bolívar 852 se pusieron en contacto de inmediato con el Servicio de Emergencias 107, que acudió al lugar con rapidez.

En las imágenes de video tomadas por testigos se ve que algunos de los chicos fueron trasladados en brazos por los médicos, mientras que otros tuvieron que ser llevados en silla de ruedas a las ambulancias. Luego fueron derivados al Hospital Pediátrico Juan Pablo II. “En total, 18 jóvenes fueron trasladados para mejor atención”, afirmó el jefe de operaciones de Defensa Civil, Orlando Bertoni.

 

 

“Algunos tenían muchas irritaciones en las vías aéreas. Se quejaban de que no podían respirar. Otros, con antecedentes de broncoespasmo, lo desarrollaron”. Graciela Casella Directora del Hospital Juan Pablo II de Corrientes

El incidente de la intoxicación se debió a una falta de comunicación entre las autoridades que ejercen en el edificio. En el mismo establecimiento funcionan cuatro instituciones educativas: por la mañana, se dictan clases en la Escuela Primaria Centenario y el Jardín de Infantes Semillitas del Centenario; por la tarde acuden estudiantes de la escuela secundaria Hipólito Yirigoyen y por la noche hay un profesorado.

El miércoles, la secundaria Yrigoyen suspendió las clases debido a la desaparición de un alumno el día anterior en las aguas del Paraná. Así, la dirección de la entidad habría pedido a la empresa fumigadora que efectuara una limpieza durante ese período, pero nunca les avisó a las autoridades de la primaria. Por ende, los alumnos de entre 5° y 7° grado sufrieron ayer las consecuencias.

 

 

De acuerdo con las normas del Ministerio de Educación de la provincia, no están permitidas las fumigaciones durante los días de semana. “Algunos tenían muchas irritaciones en las vías aéreas superiores. Se quejaban de que no podían respirar. Otros, que tenían antecedentes de broncoespasmo, lo desarrollaron, pero no hubo ningún caso de gravedad”, explicó la directora del Hospital Juan Pablo II, Graciela Casella. La directiva del centro médico informó que el 80% por ciento de los chicos que acudieron fueron dados de alta bastante rápido, el resto permaneció un tiempo más.

“Los chicos estaban muy asustados, muy estresados. Es lógico, son muy chicos y estaban con sus maestros, no con sus padres. Una vez que llegaron sus padres al hospital se tranquilizaron y empezaron a respirar mejor”, añadió. Testigos indicaron que, antes de que aparecieran los síntomas, varios alumnos aseguraron sentirle un gusto extraño al agua del colegio.