Fumigaciones: Ambientalistas cuestionaron y pusieron en duda el proceder del STJ

«El conflicto que enfrentamos en la provincia de Entre Ríos» es el título del comunicado en el cual la Asamblea Ciudadana Concordia compartí una serie de «reflexiones, certezas y muchas dudas» en referencia al falle que avaló el decreto sobre las distancias para tirar agrotóxicos.

 

 

¿Qué les provoca “dudas o suspicacias”?

“¿Por qué tantas idas y vueltas?”, plantearon en un tramo del comunicado donde hicieron otra pregunta: “¿Por qué de pronto el problema queda en manos de 5 miembros del STJER y éstos emiten (por unanimidad) un fallo que desconoce lo que antes había quedado claro?”.

La referencia es a lo que sucedió el lunes 28 de octubre último cuando los integrantes del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos (STJER), Susana Medina, Germán Carlomagno, Bernardo Salduna, Martín Carbonell y Juan Smaldone, resolvieron establecer que no existe nulidad y rechazar parcialmente la apelación interpuesta por el Estado Provincial. Todo se dio el marco de la causa que el Foro Ecologista inició contra el gobierno de la provincia.

La resolución judicial fue, por un lado, ponderada por el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes que explicó así los alcances: “nos obliga a garantizar que lo que nosotros dijimos en ese decreto, que se garantiza la seguridad ambiental y la salud, se concrete realmente con las acciones”.

Por otro lado, en cambio, las organizaciones defensoras del ambiente manifestaron rechazo a lo decidido por esos 5 miembros del máximo organismo de Justicia entrerriano. “Este fallo que fue efectuado por cinco jueces que no tienen nada que ver con el Tribunal de la Sala de origen, marcó claramente la intención del gobernador Gustavo Bordet de constituir un tribunal que resuelva conforme los intereses del Ejecutivo”, dijeron entonces desde el Foro Ecologista de Paraná y anunciaron que recurrirán a la Corte Suprema.

Ahora, en esta misma línea, llegó la comunicación desde Concordia. “¿Cómo interpretar el hecho que previamente a estos acontecimientos emerge una oportuna reforma (¿a medida?) de la Ley de Procedimientos Constitucionales que reguló la figura del amparo y se modificó la composición del alto cuerpo ( STJ) al momento de emitir resoluciones en cuestiones de amparo ambiental?”, cuestionaron.

Aclararon, inmediatamente después, que “hasta el momento de esta modificación las resoluciones eran tomadas por la Sala de Procedimientos Constitucionales y ahora lo hacen 5 miembros del STJER resultado de un sorteo de todo el Tribunal del que algunos miembros fueron excusados y recusados”.

“Ante tantas dudas y ¿anormalidades? decimos: como ciudadanos, con derechos y obligaciones a cumplir, exigimos a las autoridades erigidas en representación del Pueblo Entrerriano los fundamentos en que se sostienen estas decisiones que omiten considerar y priorizar la salud de los habitantes y afirmamos, por último, que no estaríamos en nuestro sano juicio sino entendiéramos que la vida de todos está en juego”.

Lo que está en claro, según los asambleístas

Finalmente, desde la organización concordiense marcaron 6 puntos en los que, dicen, “lo tenemos claro:

-Que el conflicto no es entre productores y organizaciones defensoras del Ambiente – aunque se lo presente así.

-Que El rechazo es a un sistema de producción que puede, y debe, ser reemplazado por otro.

-Que el actual sistema de producción envenena el ambiente, y que causa enfermedades y muerte.

-Que lo anteriormente expresado está fundamentado en numerosos trabajos científicos, entre ellos, los campamentos sanitarios de la UNR realizados en Entre Ríos.

-Que el Artículo 41 de nuestra CN dice que tenemos derecho a un ambiente sano.

-Que existe diversa legislación ambiental que establece ante situaciones como la presente la aplicación del principio precautorio fundamentado en que no hay mejor reparación de un perjuicio que su propia evitación”.

 

Fuente | El Entre Ríos.