Fiorella apareció pero no quiso regresar a su casa

Fiorella Lenzi, de 18 años, se había ausentado de su hogar el miércoles por la tarde para dirigirse a la escuela, lugar donde no había llegado. Los familiares habían radicado la denuncia en la comisaría 13 y habían acudido a las redes sociales para averiguar su paradero.

 

 

La Policía provincial, a través de la Dirección Trata de Personas, ubicó a la joven en un hotel de la ciudad de Santa Fe, donde se había alojado.

En un operativo conjunto con la fuerza policial de la vecina provincia se le tomó testimonio y fue revisada por un médico para constatar su estado de salud y se le hicieron exámenes toxicológicos.

La joven manifestó que estaba allí por su propia voluntad y no tenía intenciones de volver a la casa donde vivía con su cuñada, en Paraná.

El fiscal en turno no ordenó el traslado debido a que la joven es mayor de edad y expresó que se encuentra en Santa Fe por decisión propia.

Fuente | Uno