En Maciá como en Bariloche, renace el espíritu navideño

espiritu_navidad
Renace en Argentina el espíritu navideño. Varias ciudades de nuestro país han optado por vestir paseos públicos y lugares especiales de la comunidad con alegorías propias de esta época de fiestas. Bariloche y Maciá no son la excepción.

Dos ciudades lejanas entre sí, sin ninguna relación, salvo algunas promociones de egresados que han hecho causa común a la hora de celebrar.

Sin embargo hoy, sus arbolitos navideños se destacan. Cada uno en lo suyo. Bariloche: grande, majestuoso, imponente. Maciá: creativo, original y portador de un mensaje.

Tan importante fue en la ciudad turística del sur, que hasta el propio intendente fue al encendido del árbol principal, pregonando un gesto amable con los vecinos y destacando el momento navideño.

En Maciá, desde hace unos años, y camino a convertirse en una tradición, la Escuela Nro. 20 “Justo José de Urquiza”, inculca a sus alumnos la importancia de reciclar y de forma original con esos elementos construye el arbolito.

Este año fueron tapitas de gaseosa. Todos juntaron. Las que pudieron. Y el resultado final fue maravilloso. El arbolito de materiales reciclados luce extraordinario y le da el color navideño a la ciudad, sin que esa “responsabilidad” le pese a la institución educativa.

Tercer año de fantasía y creación. Tercer año alimentando los sueños de la navidad y compartiéndolo con la comunidad. Bien por la escuela 20 y ojalá pueda haber una celebración a su alrededor que corone ese esfuerzo!!

Redacción: Sebas Bodeman