Eclipsada y ROJA, así se verá la luna el domingo

Luna-roja-33

El próximo domingo, los argentinos podrán disfrutar a simple vista del súper eclipse de luna, un singular fenómeno astronómico donde la luna tendrá color rojizo porque estará totalmente eclipsada por el sol y tendrá un tamaño notablemente más grande de lo habitual.

Para observarlo, el Planetario de Buenos Aires organizó un evento especial, público y gratuito, a partir de las 22.00, para observar el eclipse con varios telescopios, pantalla gigante y música, desde su explanada de acceso, Avenida Sarmiento y Avenida Figueroa Alcorta.

¿Cómo se explica este fenómeno? El operador de telescopios del Planetario de San Luis, Julían Akira, contó que a las 19.12 habrá una opción ideal para fotografiar: “La luna estará saliendo hacia el este teniendo como telón de fondo a las estrellas que unidas forman la constelación zodiacal de Piscis”.

A su vez, detalló que a las 22.46 la luna y la tierra estarán a la menor distancia posible, así que el satélite “se verá un 14 por ciento más grande y extraordinariamente luminoso”, mientras que a las 23.50 “la Luna estará en el espacio opuesta al Sol encontrando su fase llena”.

“A las 21.07, debido a que el sol, la Tierra y la luna estarán en el espacio formados en línea recta, la Tierra tapará la luz del sol y producirá un cono de sombra hacia el lado opuesto al astro rey por donde comenzará a introducirse la luna en la zona de penumbra -sombra exterior más pálida- produciéndose un ligero oscurecimiento en la superficie del satélite que será prácticamente imperceptible”, detalló Akira.

Una hora más tarde, la luna comenzará a oscurecerse y a las 23.11 “estará totalmente introducida en el interior del cono de sombra terrestre por lo cual su superficie se verá impactantemente rojiza debido a la refracción de los rayos solares sobre nuestro planeta”.

Finalmente, en los primeros 23 minutos del lunes “la luna comenzará a desandar la fase total del eclipse hasta la 1:27 cuando saldrá totalmente de la zona de umbra” y recuperará su color habitual.