DÍA DEL PERIODISTA | Volvió “La Mañana Integral” y el municipio sacó la pauta oficial

Pasó el Día del Periodista en la ciudad de Maciá y ni siquiera un mínimo saludo oficial se recibió en la redacción de este sitio digital. Algo similar ocurrió en Radio Integral, en el horario de «La Mañana Integral» conducida por el periodista al que el gobierno llama «detractor».

censura

En el espacio periodístico de la mañana, no llegó saludo oficial alguno por el Día del Periodista que sin embargo, fue enviado en horas de la tarde, evitando que sea leído en el espacio de 8 a 11 hs conducido por Sebastián Bodeman y María Baus.

Vale recordar que Radio Integral, la frecuencia pionera de la comunicación, este mes arriba a los 37 años de comunicación ininterrumpida, siendo esta una institución de prestigio y representativa para toda la ciudad y está por encima de los periodistas de turno.

En la jornada el propio gobernador había dicho que “no debe haber intromisión de los gobiernos en las líneas editoriales y nosotros abogamos para que esto sea así”, queda la impresión de que los periodistas críticos al gobierno local no le caen bien.

Una clara muestra de ello es el hecho de que el municipio al tomar conocimiento de la vuelta del exitoso programa “La Mañana Integral”, creado y conducido por el periodista Sebastián Bodeman, decidió quitar toda la pauta oficial del medio, adoptando una posición que contrasta no solo con lo que propicia el gobierno nacional al cual pertenecen y representan (Cambiemos) sino con las palabras del propio Gobernador de Entre Ríos que hoy había manifestado que “hay que aceptar y tolerar las críticas que a veces nos hacen rectificar o tomar decisiones correctas”.

De nada sirve la excusa del momento económico y la obligación de reducción de las pautas, dado que en los otros medios locales, los compromisos publicitarios continúan con absoluta normalidad y sin afectación alguna.

Lamentamos asistir a esta rara interpretación de la democracia de un gobierno elegido por la mayoría, pero que gobierna para pocos.