Detuvieron a un Subcomisario de Gálvez por vínculos con el narcotráfico

sub26_galvez2

Integraba una banda que robaba bancos y se lo investiga por nexos con narcos y por liberar zonas.

La subcomisaría 26 de la localidad de Villa Gobernador Gálvez a cargo de Maximiliano Maldonado –hasta su detención- “era un descontrol”, sostuvieron fuentes policiales.

Maldonado fue detenido en un amplio operativo donde intervinieron personal de la Policía de Investigaciones, Asuntos Internos y fuerzas federales en el marco de la investigación de un osado robo al banco Credicoop de la localidad de Alvear, a 20 kilómetros de Rosario, y del cual habría participado el subcomisario junto a otros policías.

En mayo pasado, una banda tomó la subcomisaría de Alvear donde robaron chalecos antibalas y armas de fuego, para luego, minutos después, concretar el atraco a la entidad bancaria donde se hicieron de un botín de 130 mil pesos.

Según informaron fuentes judiciales a este medio, la misma banda estaría relacionada al asalto de otros bancos en la zona sur de Rosario.

El operativo consistió en 16 allanamientos que se realizaron en la madrugada de hoy, entre ellos a la subcomisaría de Maldonado y al Comando Radioeléctrico de Villa Gobernador Gálvez y se detuvo a dieciséis personas, de las cuales cinco son policías.

A su vez, de las escuchas telefónicas surgieron indicios que Maldonado y su mujer, también policía y detenida en las redadas, tendrían vínculos con el narcotráfico por lo que se le dio participación a la justicia federal.

La intervención para detener el descontrol

Tras la detención del subcomisario por presuntos vínculos con el narcotráfico y el robo de bancos, la dependencia fue intervenida en las últimas horas por decisión la jefatura policial provincial.

Sin embargo, hacía tiempo que la subcomisaría 26 estaba en la mira de Asuntos Internos por la cantidad de irregularidades que se estaban investigando en dicha dependencia policial.

Las sospechas se confirmaron cuando en el allanamiento se detectó que el oficial de guardia, de apellido Lezcano, según informó el portal Rosario Alerta, mostraba signos de estar alcoholizado.

La sorpresa fue mayor cuando también se descubrió que en la comisaría se encontraba detenida una menor de 13 años cuyo arresto no había sido notificado a ninguna dependencia judicial. Inmediatamente, la fiscal actuante, Karina Bartocci debió dar intervención a la Secretaría de la Niñez.

Según fuentes judiciales en comunicación con Lapolítica Online, el subcomisario Maldonado también esta sospechado de liberar la zona de su jurisdicción para facilitar el robo y las entraderas.

De hecho, muchas víctimas de asaltos en sus domicilios coincidieron con la negativa de aportar con la compra de bonos de colaboración que repartía la misma seccional.

Entre las escuchas telefónicas habría conversaciones entre Maldonado y su mujer en las cuales acordaban objetivos para llevar a cabo entraderas.

En el operativo también tuvo que intervenir la justicia federal ya que en la investigación que se seguía por el robo de bancos se detectó que Maldonado también podría estar comprometido con la venta de drogas. “Esa comisaría era un descontrol absoluto” reconoció un funcionario policial.

En lo que va del año ya son más de 20 los policías y comisarios apartados por presuntos vínculos con bandas delictivas.

Fuente: LPO