Detuvieron a Boudou por enriquecimiento ilícito

Mientras el kirchnerismo intenta reiventarse bajo la figura de Unidad Ciudadana, recibió hoy un nuevo mazazo con la detención del exvicepresidente Amado Boudou en la causa por supuesto enriquecimiento ilícito, con el argumento de que puede entorpecer el desarrollo de la investigación.

 

 

Por orden del juez federal Ariel Lijo, los agentes de Prefectura fueron al edificio de Madero Center donde vive el exvicepresidente para arrestarlo y lo trasladaron a la sede de la fuerza para luego ser trasladado a los Tribunales de Comodoro Py. La resolución de Lijo justificó la captura del exvice en el marco de la acusación por una “asociación ilícita destinada a cometer delitos indeterminados con miras a la obtención de beneficios económicos al margen de la ley”.

En el marco de la misma causa ya fue detenido su socio José María Núñez Carmona, quien esta semana se negó a prestar declaración indagatoria ante el Tribunal Oral Federal 4 en el juicio por la compra venta de la ex Ciccone Calcográfica.

Según trascendió, la detención se dio ante la posibilidad de que entorpezca la investigación, en el marco de tres hechos de lavado de activos y asociación ilícita, todo vinculado a la causa por enriquecimiento ilícito.

Con punto de partida en supuestas inconsistencias de sus declaraciones juradas de bienes, tiempo atrás Lijo ordenó a la firma Searen SA, que comunique si Boudou mantenía deudas con ella durante los años 2010, 2011 y 2012.

Esa empresa es la propietaria del departamento de Madero Center que habitaba Boudou, y deberá aclarar el monto de esas deudas, plazos y pagos realizados por el exvice. Searen era socia en dos empresas de la firma London Supply, una de las aportantes para el levantamiento de la quiebra de la ex Ciccone.

El juez también envió un oficio al presidente del Banco Francés para que en carácter de “urgente” informe sobre “préstamos personales otorgados a Boudou entre los años 1997 y 2012”. A su vez, pidió el detalle de todos esos préstamos. Lijo también puso la lupa sobre Hábitat Natural SA, una de las empresas en las que el exministro de Economía comparte acciones con su amigo Núñez Carmona, también detenido.

Lijo pidió a los peritos que remitan a su juzgado todos los libros societarios de la firma WSM SA, dedicada a espectáculos artísticos y publicidad. Y a su vez, los que corresponden a Sulfargen SA, una de las empresas que desde 2012, están en la mira. En cuanto a otros bienes, el requerimiento incluyó los datos de titularidad de una embarcación matrícula 026552-REY cuyo nombre era “Joker” (Bromista). Lo mismo, se dirigió a una concesionaria para conocer detalles de la venta de un vehículo de 2005. En el mismo oficio, el juez autorizó a la regional Mar del Plata de la AFIP a consultar el expediente y los datos de una decena de compañías vinculadas a Núñez Carmona.