Colón y San José se declararon en estado de emergencia hídrica, vial y social

Ambas ciudades costeras al río Uruguay se vieron gravemente afectadas por la creciente y, al mismo tiempo, por el devastador temporal desatado el martes al mediodía, que dejó como saldo postales de calles anegadas, viviendas inundadas y dramáticos rescates.

 

 

La situación en Colón

El Departamento Ejecutivo Municipal declaró el «estado de emergencia social, hídrica, sanitaria y vial” en el ámbito territorial de la ciudad, hasta tanto se normalice la situación.

“Con respecto a los informes que se brindan desde la Represa de Salto Grande, debido a las precipitaciones sobre la cuenca media, se espera que el nivel del río continúe subiendo en Colón”, indicaron.

“Desde las distintas áreas municipales se está trabajando tanto en la evacuación de las familias damnificadas por la creciente del río junto a Bomberos Voluntarios Colón, como en los sucesos del día de ayer (por el martes ) durante las intensas precipitaciones, tratando de brindar las mayores soluciones posibles”, dieron a conocer. “Los trabajos de asistencia se vienen planificando de manera conjunta con los representantes de instituciones que conforman Defensa Civil”, agregaron.

Hasta este martes al mediodía se había evacuado “un total de 19 familias, que suman 81 personas, compuestas por 42 adultos y 39 menores de edad, quienes en algunos casos fueron trasladados a viviendas de familiares y en otros a sedes barriales de la ciudad”.

Las condiciones en San José

Por su parte, el Departamento Ejecutivo Municipal emitió el decreto 008/2019, declarando el “estado de emergencia hídrica, vial y social” por un término de 120 días, prorrogable por igual tiempo.

La medida “responde a que la ciudad se ha visto gravemente afectada por las precipitaciones extraordinarias que se han registrado en los últimos días, las cuales han causado severos daños en viviendas, como así también en caminos vecinales, calles y rutas, dificultando tanto el tránsito vehicular como peatonal”.

Mediante el decreto, que fue ratificado por el Concejo Deliberante durante una sesión convocada en forma extraordinaria, “se faculta a la municipalidad a poner a disposición de toda la población, todos los recursos municipales para contrarrestar los graves efectos de la lluvia en la ciudad y los barrios”.

Restringido el «camino viejo»

Debido a la altura del río Uruguay, se informó a las comunidades de ambas ciudades que se encuentra cortado el tradicional paso vecinal, a raíz de que el agua del arroyo Artalaz subió a la calzada a la altura del puente en ese sector.