Carrió admitió que sólo le dejó $5 de propina a un mozo

“Le pedí perdón”, dijo la diputada. Peña salió a aclarar que no tienen contradicciones por el aborto.

 

 

Mientras el Gobierno atraviesa días turbulentos, la diputada Elisa Carrió y el jefe de Gabinete Marcos Peña quedaron envueltos en una serie de contradicciones sobre temas como las propinas de la clase media y la posición de Mauricio Macri respecto al aborto, que ambos decidieron salir a aclarar a través de Twitter.

Carrió había planteado como solución a la crisis que la clase media dé propinas, pero un mozo de La Plata le echó en cara que a él le dejó solamente $5. La diputada admitió que el hecho fue real, aunque prometió llevarle más dinero la próxima vez que visite su ciudad.

“Lo que dijo el mozo que le di los $5 pesos y monedas es cierto por un café y dos tostados era la única plata que tenía le mostré la billetera y le pedí perdón, cuando vuelva a La Plata (o sea 200 km) le voy a llevar más”, explicó.

El debate había arrancado por televisión días atrás, cuando la diputada de la Coalición Cívica propuso que la clase media “dé propinas y changas”, para ponerle el hombro a la crisis. En diálogo con FM Cielo, el mozo contó: “Hace un año y medio me ha tocado atenderla a la señora Carrió y recuerdo que no se comportó muy bien con la propina. Por lo menos acá donde se trabaja se deja un 10% de propina, ella hizo un buen gasto y me dejó cinco pesos y algunas monedas. Me sentía bastante indignado en ese momento”.

En paralelo, Carrió quedó enroscada en otro debate con Peña, quien aseguró que Macri habilitó el debate sobre el aborto “por la convicción de la necesidad de dar un diálogo democrático”, una frase que contrastaba con los dichos de la diputada que había asegurado que el Presidente aceptó trata el tema porque le “dijeron que ganaba el no”.

En ese marco, Peña salió a desmentir que haya “contradicciones” con Carrió y aseguró que Macri es “prescindente” en el debate, pero está “convencido de su valor democrático”. La diputada retuiteó la frase de Peña, en un intento de dar por cerrada esa poémica.

Carrió, que expresó en reiteradas oportunidades su rechazo a la legalización del aborto, había afirmado que a Macri “le dijeron que el ‘no’ iba a ganar por amplia mayoría y (le comunicaron) una necesidad de debatirlo que no existía”.

Consultada sobre si fue un error del Gobierno habilitar la discusión, señaló: “En todo caso los diputados que pensaron que había que abrirlo. Nunca entendí cómo llegamos a esa sesión”.

Ante eso, Peña había respondido: “Son opiniones de ella. La decisión del Presidente fue por la convicción de la necesidad de dar un diálogo democrático”.