Cáceres considera que Macri tiene que irse antes del 10 de diciembre

Así lo planteó el ex vicegobernador de Entre Ríos, al analizar las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias del domingo, pidiendo un retiro anticipado de Mauricio Macri de la Presidencia de la Nación. En declaraciones realizadas al programa “A quien corresponda” (Radio de la Plaza), el también diputado provincial electo por el Partido Justicialista entrerriano sostuvo que “evidentemente pasó todo lo que no reflejaban las encuestas”, pero reflexionó que “la encuesta que vale es esta, donde vota la gente y el resultado es este”.

 

 

En ese sentido, consideró que a partir de ahora “va a ser muy difícil, porque si uno se pone a razonar esto en términos prácticos, vamos a tener una disparada de los precios de los alimentos que será muy preocupante. Seguramente el tipo de cambio también va a tener un impacto muy negativo sobre la sociedad y cualquiera que ve los números de ayer no puede jamás pensar que eso se puede modificar para dentro de dos meses en la elección de octubre”.

Ante este escenario, afirmó que “el presidente tiene que convocarlo y Fernández tiene que ir”. “No veo inconveniente, excepto las otras fuerzas con las cuales se puede dialogar, que ante un resultado tan contundente, más allá de que sea una PASO, esto está hablando de lo que va a pasar, y tranquilamente Macri podría recurrir al gran gesto que tuvo (Raúl) Alfonsín en el ´89 y que esto no se siga pudriendo”.

“A quien va a afectar una disparada de precios y un descalabro en la economía es a los más pobres, a los trabajadores. Todos lo que tenían pensado hacer cosas más rápido para adelante, va a pasar y no lo va a poder manejar nadie. Creo que es el momento, por la delicadeza del momento y la situación que plantean, de ese famoso gran acuerdo nacional del que se habla siempre y del que habló Fernández. Macri tendrá que aprender, más allá de que no respete mucho el idioma español argentino, a comunicarse, bajar un poquito del caballo y tener reuniones con los opositores, porque todo lo otro le falló. Incluso la jugada maestra de (Miguel Ángel) Pichetto”, analizó.

A la hora de justificar su idea de una entrega anticipada del mandato tras las elecciones, consideró que “se van a dar situaciones de zozobra en los meses que vienen, porque van a aparecer los mega empresarios que dicen cuánto cuestan los alimentos, cuánto cuentan los servicios, el tipo de cambio y cuánto vale el dinero, que no tienen ningún problema y a lo mejor querrían que esta situación dure ocho o nueve meses, pero en el medio está la gente que la sufre y que ayer tuvo su expresión”. “Aunque es una PASO, dudo del ballotage y creo que va a ser mucho más amplio todavía el triunfo de Fernández en las elecciones de octubre, que ahora”, vaticinó.

En ese marco, se preguntó “cómo manejará Macri, que evidentemente no es muy habilidoso, el gobierno desde ahora hasta las elecciones de octubre” y planteó que “el primer paso será dialogar y no descartar que este hombre haga algo bueno en estos casi cuatro años”.

Asimismo, definió que “la grandeza tiene que surgir del que pierde y también la grandeza del que gana para estar, esto de Macri me da miedo. El solo hecho de pensar que dentro de un rato van a empezar a operar los mercados y que ya se está viendo lo que está pasando en otras partes del mundo, es tremendamente preocupante”.

Por ello, reiteró: “Macri tiene que convocar a Fernández, a (Roberto) Lavagna y a los demás y decir me voy, esto no da para más, voy a ayudar en el proceso de traspaso, anticipémoslo, convoquemos a una asamblea legislativa, y que todo sea constitucional y bien hecho. Se puede hacer y debería hacerlo por el bien de todos”.

“Verlo (a Macri) produce la sensación de un tipo que esta grogui esperando que lo soplen para quedar en la lona definitivamente. No se puede gobernador así, nadie puede gobernar en esas condiciones de debilidad. Sé que es muy loco lo que digo, soy consciente de lo que digo y sé que voy a ser muy criticado, pero obviamente el diálogo no se tiene que perder y se tiene que dar lo más rápido posible”, sentenció.

Para finalizar, criticó la demora en convocar a una reunión de gabinete y opinó que “ya a las 7 de la mañana tendrían que haber estado reunidos, pensando qué va a hacer el Banco Central, cómo se van a comunicar con el pueblo argentino para explicarles, tomar la decisión de convocar a las otras fuerzas políticas y tener un diálogo político y social. No quiero ni pensar el caos que habrá con las organizaciones, pero ojalá me equivoque”.

Fuente | Análisis