Bordet Gobernador: «no queremos volver nunca más al clientelismo”

jura_bordet2

El contador Gustavo Bordet juró hoy a las 19.44 como nuevo gobernador de Entre Ríos. Lo hizo acompañado por el vicegobernador Adán Bahl -que hizo lo propio minutos después- y tras ello comenzó a leer su discurso inaugural. Poco antes del ingreso de Bordet al recinto de la Cámara de Diputados se hizo presente el flamante ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Bordet remarcó la necesidad de combatir el narcotráfico, reivindicó la conflictiva ley de narcomenudeo y la idea de continuar peleando en contra de la trata de personas y la violencia de género. Afirmó que «están dadas las condiciones para sentarnos a discutir un nuevo regimen federal fiscal”; se pronunció a favor de instaurar tres premisas, como «ordenar, administrar y transparentar las finanzas públicas” e indicó que en su gestión «no queremos volver nunca más al clientelismo”.

La ceremonia del traspaso del mando se inició cerca de las 19.30 en la Cámara de Diputados, que se colmó en su totalidad, con la presencia de legisladores, funcionarios, familiares e invitados especiales. Entre ellos, además del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se destacó la presencia del embajador de Francia en la Argentina, Jean-Michel Casa, como así también el embajador cultural ante la UNESCO, el reconocido pianista tucumano Miguel Angel Estrella. También participaron el cardenal Estanislao Esteban Karlic; el arzobispo de Paraná, monseñor Juan Puíggari, al igual que el intendente electo de Paraná, Sergio Varisco, quien jurará como nuevo presidente comunal de la ciudad horas después. Los futuros ministro del gabinete de Bordet se instalaron en la primera fila del recinto, en el sector derecho. El que quedó relegado en una fila posterior fue el designado ministro de Turismo, Adrián Fuertes, sumado al oficialismo tras las últimas elecciones de balotaje, después de haber sido candidato a gobernador del massismo en la provincia. Sorprendió que ninguno de los ex gobernadores, como Jorge Busti y Mario Moine, fueran invitados al recinto.

La sesión legislativa fue conducida por el senador Ballestena, quien solamente se limitó a convocar a Bordet y a Bahl a prestar la jura correspondiente. Sorprendió la presencia en el estrado del hijo del gobernador, Mauro Urribarri -designado ministro de Gobierno de la provincia-, aunque quizás se entendió que era por su antiguo rol de secretario del Senado provincial. También se ubicó a la izquierda de Bahl el ex gobernador Sergio Urribarri, ahora nuevamente presidente de la Cámara de Diputados.

Bordet juró a las 19.44, leyendo el texto formal y sin ningún tipo de agregados y tras ello lo hizo también, de la misma manera, el vicegobernador Bahl. Tras ello, éste último convocó a su ex compañero de fórmula para que comenzara a leer el mensaje de apertura de su administración gubernamental. Bordet sacó sus anteojos recetados del bolsillo izquierdo de su saco y comenzó a leer su discurso, alternando con algunas improvisaciones a lo que iba observando en los papeles.

En su discurso, Bordet dijo que «están dadas las condiciones para sentarnos a discutir un nuevo regimen federal fiscal”; se pronunció a favor de instaurar tres premisas, como «ordenar, administrar y transparentar las finanzas públicas” e indicó que en su gestión «no queremos volver nunca más al clientelismo”.

El flamante gobernador afirmó que se transferirá Atención Primaria de Salud a los municipios; que se profundizarán las acciones «para terminar con el flagelo de los femicidios” y anunció que próximamente se habilitarán los teléfonos 911 en Concordia, Uruguay y Gualeguaychú. Bordet también logró el aplauso de los presentes cuando dijo que habrá un firme trabajo en contra del narcotráfico y en especial del «narcomenudeo», lo que consideró «el origen» del problema.

El concordiense dijo también que se comprometía a «trabajar con todos los municipios, sin discriminar a ninguno” y reclamó por la realización de «la doble vía de Rosario-Victoria”. Bordet sostuvo que «estamos abiertos a la nueva relación que nos proponga la administración nacional” -mientras era observado atentamente por el ministro del Interior Frigerio y ratificó que no se se propiciará «la instalación de ninguna planta de celulosa en Entre Ríos». A su vez, reivindicó los avances que hubo en la provincia en el tema turismo y enfatizó: “Entre Ríos es una sola provincia, no son dos costas”.

“Voy a dejar los mejores años de mi vida en pos del progreso de Entre Ríos”, fijo finalmente, al cierre de su discurso, después de recordar a su madre fallecida y reivindicar la historia política de su padre Elbio Bordet, ex intendente de Concordia y ex fiscal del Tribunal de Cuentas, también presente en el recinto, junto a su nuera y nietas. Bordet terminó su discurso a las 20.32 y uno de los primeros que acudió a saludarlo fue el ministro Frigerio. Poco después, todos los asistentes a la Asamblea Legislativa se trasladaron a la explanada de la Casa de Gobierno, donde se tomará juramento a los nuevos ministros del gabinete provincial.

 

Noticia en desarrollo….

Fuente: Análisis Digital