Bordet estuvo en Concordia y transmitió tranquilidad a la población

En Concordia, el gobernador Gustavo Bordet, junto al intendente Enrique Cresto, encabezaron una reunión para analizar la situación local frente a la crecida del río y el importante registro de lluvias de los últimos días.

 

 

“Estamos trabajando con la Municipalidad de Concordia, coordinando acciones ya que el municipio tiene una vasta experiencia en materia de abordaje ante los fenómenos climáticos como este. A pesar de la crecida del río Uruguay la situación es perfectamente controlable”, afirmó Bordet tras el encuentro concretado en el municipio junto al intendente Cresto y a funcionarios del gobierno provincial y municipal, y a legisladores.

En la reunión, que se realizó en el Anexo de la Municipalidad, presentaron al mandatario un informe de la situación de la ciudad y las posibles soluciones mediatas. La altura del río es de 12.90 metros, hay 90 familias afectadas, la mitad de ellas autoevacuadas, y el resto en cinco centros de evacuados.

El mandatario mencionó que el intendente le informó la cantidad de familias evacuadas que es “sensiblemente anterior a la de 2015, lo cual quiere decir que se ha trabajado en la reubicación de las familias. Por eso los efectos que tiene hoy esta crecida, a diferencia de otras épocas, son manejables. Dependemos de las condiciones climáticas y estamos trabajando en proyección para, primero que nada, salvaguardar vidas humanas, después que las familias afectadas tengan todas las condiciones de salubridad y socio sanitarias para poder alojarse y, por último pensando en cómo se restablece todo”.

Bordet mencionó que hay un protocolo de trabajo ante estas situaciones que se viene desarrollando con la Municipalidad desde el inicio de la gestión y “con el intendente abordamos también otras acciones que venimos realizando en conjunto provincia y municipio”.

El gobernador remarcó que “buena parte del gabinete se hizo presente en Concordia para atender todas la necesidades presentadas y coordinando, como lo hacemos siempre, y como corresponde en una emergencia de esta naturaleza y pensando a futuro en varias articulaciones más”.

Respecto a la situación actual, Bordet dijo que según los datos suministrados por el municipio, “el río y la evacuación es hasta los 13 metros. Después dependerá de cómo evolucionen las precipitaciones en los próximos días pero la situación actual está perfectamente controlada”.

El gobernador se refirió además al trabajo articulado con los municipios y a la posibilidad de contar con ayuda de la Nación y apuntó: “Hemos trabajado en la emergencia con el municipio pero no descartamos también articular con el gobierno nacional, sobre todo después, para ver las consecuencias que la inundación provoca. Ahí necesitaremos ayuda en las distintas ciudades parar construir y lo estaremos abordando con el gobierno nacional”.

También el gobernador habló de temas relacionados con la temporada estival y la afluencia turística y apuntó: “Nosotros estamos trabajando en la temporada turística fuertemente para comunicar que la crecida del río solo afecta lo que es turismo de playa. Pero tenemos otros atractivos, como los parques termales de la costa del Uruguay y en la costa del Paraná no hay crecida o sea que todos los centros de turismo de playa y de pesca están funcionando perfectamente bien. Además de los carnavales en todas las ciudades están comenzando y esto genera una muy buena posibilidad de afluencia turística como así también las fiestas populares. Hasta ahora las reservas no se han caído, seguimos con lo que teníamos previsto y estamos trabajando con un equipo móvil que va a diferentes ciudades con gastronomía, con espectáculos musicales, con obras de teatro y otro tipo de actividades culturales. Así iremos a toda la provincia con una alternativa turística y cultural para brindar no solo a los visitantes de otras provincias sino también favorecer la movilidad interna del turismo de entrerrianos que van de una ciudad a otra”, dijo Bordet.

Por su parte, el intendente Cresto hizo una comparación con las inundaciones anteriores y mencionó: “Actualmente tenemos evacuados a 13 metros y sólo 40 familias en centros de evacuados y más de 50 familias autoevacuadas dentro de las cuales hay varias que están arriba de la cota 14 pero en forma preventiva tomaron la decisión de reubicarse. Lo importante de esto es que tenemos varios lugares acondicionados para recibir a varias familias más, en el Ejército, en Carretera La Cruz. Hoy tenemos cinco centros de evacuados”.

Cresto mencionó “el trabajo de relocalización que se viene realizando de gestiones anteriores, que hoy permitió que las primeras evacuaciones comenzaron después de los 12,50 metros. Antes a los 9,80 metros ya había evacuados. Y también es de destacar el trabajo coordinado con todo el equipo de provincia y el equipo social de viviendas que tenemos y que permite coordinar con las familias que están debajo de la cota 14 y que están censadas para después reubicarlas en las viviendas nuevas”.

 

 

El intendente dijo además que mantuvieron una reunión con la Comisión Técnica Mixta (CTM), donde se informó que iban a llevar el lago a los 35,50 metros y que paulatinamente el río seguiría creciendo. Indicó que le solicitaron a las autoridades del organismo que se deje el nivel del río en los 12,50 o 12,70 metros, haciéndose primero subir el lago hasta 35.50 y luego evaluar. Agregó que también se están dando una bajante en la cuenca alta lo que, salvo precipitaciones abundantes, el río no debería volver a subir. Indicó que aguas abajo de la represa las afectadas son familias y aguas arriba más que nada productores.

En el encuentro estuvieron presentes también los ministros de Economía, Hugo Ballay; de Planeamiento, Luis Benedetto; y de Desarrollo Social, Laura Stratta; la diputada nacional Mayda Cresto; el senador provincial Ángel Giano; el diputado provincial Alejandro Balher; el secretario de Salud, Mario Imas; y miembros del equipo de gobierno de la Municipalidad.

Defensa sur de Concordia

El mandatario también recorrió la obra de la defensa sur, en Concordia, que se restauró en 2017.

La restauración y puesta en valor de la defensa sur de Concordia fue realizada con financiamiento mixto entre la Nación y el gobierno provincial. Se invirtieron 112 millones de pesos, con el objetivo de llevarle tranquilidad a más de 15.000 concordienses.

La defensa sur cuenta con obras complementarias, como la estación de bombeo pluvial para la evacuación de los desagües pluviales del arroyo Concordia; un reservorio que sirve de pulmón cuando las compuertas están cerradas por la crecida del río; ocho bombas para extraer el agua sin afectar el sector protegido; y la estación de bombeo cloacal y la carpeta asfáltica sobre el coronamiento de acceso para tareas de mantenimiento y operación de la defensa.