Bajó el número de muertos por accidentes en rutas entrerrianas

Durante enero se registraron 12 víctimas fatales, lo que revela una disminución con relación al mismo período en 2017. ¿Cuáles fueron los motivos?

 

 

El director de Prevención y Seguridad Vial, Mario Müller, informó que «el año pasado a esta misma fecha, en enero, se había registrado el deceso de 20 personas y este año, 12». Puntualizó que se trata de los fallecimientos producidos en el momento del siniestro vial, en el lugar del hecho, que es hasta donde interviene la repartición que tiene a cargo.

Müller destacó que «se trabajó mucho en la prevención», principalmente en el contralor de adelantamiento indebido, de alcoholemia, el uso de cinturones de seguridad y en el transporte de los menores en el asiento trasero en la sillita correspondiente ajustable al automóvil. Además, agregó que la disminución que en el número de víctimas fatales también se reflejó en la cantidad de siniestros.

«Hemos reforzado la presencia del mismo modo que se hizo en los últimos años. El flujo vehicular ha sido importante, pero en virtud de la prevención y de otras circunstancias los siniestros viales con personas fallecidas en el lugar del hecho ha sido menor», manifestó.

El funcionario policial agregó que año a año «se va mejorando tanto en el contralor como en las documentales. Actualmente, tenemos incorporado en casi todos los puestos camineros filmación y están totalmente informatizado. Se tienen muy en cuenta los informes de accidentología para ver dónde se producen los siniestros viales y poder trabajar, así como también se sugiere a través del Observatorio respuestas a los organismos que puedan tener alguna incumbencia». Y aclaró: «Donde se puedan presentar baches, se trata que Vialidad proceda a mejorar las condiciones para evitar el siniestro. Es que desde el Observatorio se mandan informes escritos a las demás reparticiones en procura de prevenir donde haya una anomalía en las rutas».

Si bien aclaró que deberían verse en detalle los informes elevados al Poder Judicial, en principio, estimó que son muy pocos los siniestros viales adjudicables a fallas mecánicas. «Se presupone que el conductor perdió el control, o sale fuera de la calzada y pierde el control. No es por la culpa de la lluvia u otra circunstancia. En muy frecuente el hecho de distraerse o quedarse dormido lo que determina la pérdida del control del vehículo, el despiste», comentó.

Fuente | El Once – El Diario