Aval para el escrutinio digital pero advertencia por los controles

Responsabilizó al Ejecutivo por la transmisión de telegramas vía internet y exigió a la DINE que habilite todos los mecanismo posibles para que las fuerzas opositores fiscalicen el nuevo sistema.

 

 

A diez días de las elecciones primarias, la Cámara Nacional Electoral (CNE) le ordenó al Poder Ejecutivo que garantice el control de los partidos políticos en el escrutinio provisorio, aunque avaló los cambios introducidos en el sistema, que incluyen la digitalización y transmisión electrónica de los telegramas, que implementará la empresa Smartmatic.

En una acordada que lleva la firma de los jueces Alberto Dalla Vía, Santiago Corcuera y el secretario de Actuación Electoral, Sebastián Schimmel, la Cámara Electoral dejó en claro que “se deberá garantizar a las agrupaciones políticas contendientes una herramienta o acceso que les permita efectuar un seguimiento en tiempo real de los telegramas correspondientes a cada distrito, conociendo el estado de carga de los mismos, los datos cargados al sistema –por medio de consultas automatizadas y masivas- y la posibilidad de visualización de la imagen escaneada de cada uno” y les ordenó al Correo Argentino y la Dirección Nacional Electoral (DINE) que arbitren los medios necesario para que eso se concrete.

Además, los magistrados atendieron el reclamo de los partidos políticos sobre la presencia de fiscales al momento de la digitalización y transmisión de datos y les hizo saber “a los señores jueces federales con competencia electoral y, por su intermedio, a las agrupaciones políticas contendientes en la elección, que -a priori- no existe impedimento alguno para que los fiscales partidarios acreditados en cada mesa de votación obtengan fotografías de la documentación de escrutinio de mesa; siempre que ello no altere, dificulte o demore el normal funcionamiento de la mesa de votación, y dejando a salvo que tal potestad no implica modificación alguna del procedimiento de confección, resguardo y entrega de la referida documentación”.

Por último, los jueces aprovecharon para desligar su responsabilidad en el escrutinio provisorio -a cargo del Poder Ejecutivo “pese a reiterados requerimientos” del Tribunal- y remarcaron que esa instancia “constituye un elemento secundario o publicitario, carente de relevancia jurídica y, por tanto, inhábil para poner en tela de juicio la validez de los comicios o de sus resultados”, aunque tiene “incuestionable trascendencia que tiene en la formación de la opinión pública”.

Aunque atendieron los reclamos de las agrupaciones en lo que tiene que ver con el contralor del proceso, los jueces rechazaron por omisión el pedido principal de los partidos políticos, sobre el apartamiento de la cuestionada empresa Smartmatic, que tendrá a su cargo el escrutinio provisorio.

La implementación del nuevo sistema de digitalización y transmisión de telegramas se probó el 20 de julio en un simulacro que contó con la presencia de los apoderados de los partidos y especialistas en informática, que detectaron algunas irregularidades en el proceso. También participó el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Adrián Pérez.

Los partidos políticos hicieron luego presentaciones ante la Cámara detallando los problemas y pidiendo medidas que garanticen la transparencia de los comicios.

 

 

Fuente | Letra P