Agua potable: a pesar de las deficiencias en el servicio, llegaría un nuevo aumento

agua_potablemacia

El servicio de agua potable de la ciudad, continúa estando en el ojo de la tormenta para muchos de vecinos de distintos barrios, que a pesar de las obras de mejoramiento realizadas, aún sufren cortes permanentes, falta de presión y dentro de pocos días, según información extraoficial, un nuevo aumento.

Las obras que rodearon al “supuesto” mejoramiento del agua en Maciá, fueron promocionadas como la solución a un problema de 50 años, sin embargo la calidad del agua potable muy poco mejoró si se la compara el flujo que llegaba a los hogares antes de concretarse la puesta en marcha de los nuevos pozos y la cisterna.

De hecho, la cisterna, de gran capacidad por cierto, prometía ser la solución definitiva a la falta de presión en muchos barrios. Nunca quedó claro si la misma funciona o se encuentra obsoleta, dado que la falta constante de presión hace que muchos hogares agoten la reserva de sus tanques, en días de alta demanda y uso para simples tareas hogareñas.

El ama de casa que un sábado decide aprovechar el fin de semana para realizar una limpieza general de su casa, se encuentra con falta de presión e incluso cortes, hasta cuando decide libremente darse una ducha. Una verdadera molestia que se paga mensualmente y bastante cara por cierto y que nunca avisa o advierte cuando va a dejar de fluir. Un atenuante es que esta agua no se utiliza casi para beber.

Este problema se ha vuelto una constante hace varias semanas y como simple prueba basta una miradita a los muros de Facebook de muchos vecinos maciaenses, que descargar su enojo y bronca en la famosa red social. A muchos les consta, que en varias oportunidades incluso, han encontrado calle Colón inundada completamente por pérdidas en el pedio de la Cooperativa cuando se pide por el cuidado del agua permanentemente.

Ciudadanos afectados por esta deficiente prestación, han hecho llegar en innumerables ocasiones quejas a este medio pidiendo por la normalización del servicio y encendiendo un alerta cuando está muy próxima la temporada estival y el consumo aumenta considerablemente. No hay garantías de normalidad de cara a los próximos meses. Aun así un nuevo incremento en los valores que se pagan, estaría arribando en las próximas horas.