42 muertos tras el choque entre un autobús y un camión cerca de Burdeos

tragedia_francia

Al menos 42 personas han fallecido como consecuencia del choque que se ha producido entre un autobús y un camión en la localidad de Puisseguin, a unos 60 kilómetros de Burdeos. Todas las víctimas son de nacionalidad francesa, según ha confirmado el portavoz del Ministerio del Interior galo.

Según los primeros testimonios, el accidente ha tenido lugar a las 7.30 horas de la mañana en una curva muy pronunciada y peligrosa. En el punto donde se ha producido el impacto la velocidad máxima permitida son 50 kilómetros por hora. El autobús llevaba a bordo 49 personas de avanzada edad que iban a hacer una excursión en la Gironde, a una hora de Burdeos. El vehículo salió esta madrugada de la localidad de Petit Palais y se incendió poco después de la colisión.

De acuerdo a uno de los testigos del accidente, «el camión se ha atravesado en la carretera y el impacto ha sido terrible«. Las primeras hipótesis apuntan a que el conductor del camión pudo perder el control de su vehículo.

Los servicios de socorro y los expertos en accidentes de tráfico aseguran que lo más probable, a la vista de la disposición de ambos vehículos sobre la carretera, es que la persona que conducía el camión, también fallecida, no se diera cuenta de que había una curva y, al tratar de corregir la marcha, se empotrara contra el autobús.

Según ha apuntado el portavoz del ayuntamiento de la localidad donde se ha producido el siniestro, «los accidentes son numerosos en este mismo punto».

42 fallecidos, 4 heridos y 8 supervivientes

Además de las 42 personas fallecidas, hay cuatro personas muy graves, dos de ellas con traumatismos encefálicos y otras dos con quemaduras.

La alcaldesa de Petit-Palais-et-Cornemps, Patricia Raichini, ha confirmado que la mayoría de las víctimas mortales son ancianos que pertenecían a la asociación de la de la tercera edad del municipio que se llama club Petit Palaisien.

El presidente francés, François Hollande, que se encuentra de visita en Grecia, se ha dirigido a las familias solidarizándose con ellas y asegurando que «comparte su pena en unos momentos en los que los sentimientos son de una profunda tristeza». Hollande también ha apuntado que «se realizarán las investigaciones necesarias para saber con exactitud el motivo del accidente».

«Todos los servicios están en el sitio del accidente para proporcionar la ayuda y apoyo necesarios familias«, ha asegurado el Elíseo en un comunicado «Arrojaremos toda la luz para esclarecer las circunstancias de esta tragedia. Todos los servicios están en el sitio del accidente para proporcionar la ayuda y apoyo necesarios familias», ha agregado el comunicado.

Tan solo siete kilómetros recorridos

La salida del bus tuvo lugar con un cuarto de hora de retraso con respecto a la hora prevista. Una de las ocho personas supervivientes del accidente es el conductor del autobús.

La rapidez con la que se ha producido el incendio ha sido una de los factores decisivos para que se haya producido un número tanto alto de fallecidos. El depósito de gasolina del autobús estaba lleno, puesto que la excursión acababa de comenzar. Las personas, en su mayoría de la tercera edad, no tuvieron tiempo de salir para salvarse.

Se trata del peor accidente de tráfico desde la tragedia de Beaune en 1982, en la que perdieron la vida 54 personas, 44 de las cuales eran niños.

Fuente: El Mundo